Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

EL COMBUSTIBLE MÁS USADO EN ESPAÑA

¿Volverá a ser mucho más barato el diésel que la gasolina?

El diésel y la gasolina han ascendido de precio de manera radical en las últimas semanas, dando lugar a precios nunca antes vistos desde el punto de vista histórico.

Publicidad

La subida de los combustibles ya no es un asunto que resulte desconocido para la mayoría de usuarios: durante las últimas semanas hemos asistido, lamentablemente impasibles, a las subidas masivas en el precio de los combustibles que prácticamente todos los conductores utilizan en sus coches, bien sea la gasolina o bien sea el gasóleo. Este último, por cierto, ha alcanzado cotas inéditas al superar en puntos concretos de la península los 2€/litro.

Seguro que, especialmente si eres parte de ese 70% de conductores que a día de hoy utiliza el diésel para impulsar su coche, te has dado cuenta de que las subidas en el precio del gasóleo han sido bastante más intensas que las que ha sufrido la gasolina, de manera que si antes de que comenzase todo este escenario el diésel y la gasolina estaban distanciados, de media, por aproximadamente 10 céntimos de euro, en la actualidad apenas los separan un par de céntimos de media.

De hecho, en momentos puntuales de esta crisis internacional, se han llegado ver estaciones de servicio donde el diésel se despachaba más caro que la gasolina de 95 octanos. Esta situación parece haberse revertido en los últimos días, pero el precio del diésel sigue manteniéndose casi al mismo nivel que el de la gasolina. ¿Vamos a volver a ver los precios a los que estábamos acostumbrados?

¿Va a volver a costar lo mismo el diésel?

A día de hoy 18 de marzo, el barril Brent cotiza en el entorno de los 106$. Esto supone una rebaja de cerca del 30% respecto a los máximos que hemos tocado en las últimas semanas, pero aún sigue siendo un precio muy alto. Hay que tener en cuenta que el diésel cuenta con una carga impositiva inferior a la de la gasolina, entorno a 10 céntimos menos por cada litro, pero su fabricación y distribución es más cara. Este último factor es uno de los que ha contribuido a impulsar el precio del diésel.

Hay que tener en cuenta también el hecho de que el diésel es un combustible mucho más demandado en Europa, ya que se utiliza en otras aplicaciones que no se limitan únicamente al transporte ligero por carretera. Industria, transporte pesado, calefacciones... son muchos los factores que aumentan la demanda del gasóleo, lo que aumenta también su precio.

El Gobierno ya ha admitido estar trabajando en un paquete de medidas extraordinarias para paliar el alza en el precio de los carburantes, pero la realidad es que cuando esta situación se acabe superando, en los planes del ejecutivo central está la eliminación de las bonificaciones del diésel en el Impuesto de Hidrocarburos, de manera que no parece que el diésel vaya a volver a verse a los precios a los que nos habíamos acostumbrado.

También te puede interesar: Comienza a bajar el precio del combustible: ¿dónde conseguir la gasolina y el diésel más baratos?

Publicidad