La reciente celebración del salón del automóvil de Frankfurt 2019 pasará a la historia como una de las exposiciones más volcadas con el coche eléctrico, viendo allí numerosas novedades de diferentes fabricantes en ese sentido. Pero si existe un claro protagonista de la cita alemana, ese ha sido sin duda el Grupo Volkswagen al desvelar allí numerosos lanzamientos en materia de automóviles eléctricos e híbridos enchufables. Sin lugar a dudas los Porsche Taycan y Volkswagen ID.3 han las referencias en Frankfurt, sirviendo de escaparate sobre el cambio de movilidad que se avecina y las necesidades que ello implica.

Volkswagen ID.3 | Volkswagen

Durante la presentación a todo el público del nuevo Volkswagen ID.3 la firma de Wolfsburgo anunció su estrategia a futuro con la promesa de lanzar 70 coches eléctricos para el año 2028, una apuesta que afectaba a todas las marcas del grupo. Y como parte de esa estrategia también lanzó un mensaje pidiendo a la Unión Europea más ayudas e incentivos para promover el cambio de modelo en tanto a movilidad. A sabiendas de que el coste de compra del coche eléctrico sigue siendo un serio hándicap, el Grupo Volkswagen promovía incentivar la compra de eléctricos de menos de 20.000 euros añadiendo un plan que garantice las recargas totalmente gratuitas para estos coches.

La petición fue lanzada directamente por Herbert Diess como consejero delegado del grupo, causando bastante expectación por cuanto supone y por la presencia en ese momento de figuras tan relevantes como la canciller alemana Ángela Merkel. La peticoón de Volkswagen no es la primera que se realiza en ese sentido, encontrando en el pasado numerosas exigencias por parte de la industria automovilística para incentivar el coche eléctrico en toda la zona euro. Con la llegada en 2020 de las sanciones a los fabricantes que no cumplan la media de emisiones de CO2, el coche eléctrico cobra más importancia que nunca, sin embargo los problemas de infraestructura de carga y coste de acceso siguen presentes.