El Volkswagen Golf estrena generación, concretamente la octava, pero tendremos que esperar más de lo previsto para darle la bienvenida. Aunque parezca extraño, en esta ocasión el retraso no tiene nada que ver con el coronavirus. Según informa Der Spiegel, el compacto alemán se ha topado con un problema en su software y hasta que no lo solucionan, el Volkswagen Golf 8 tendrá que seguir aguardando.

¿Dónde está el contratiempo exactamente? En el sistema de llamadas de emergencia eCall. Se trata de un equipamiento obligatorio en la Unión Europea desde abril de 2018: todos los vehículos nuevos deben incorporarlo. Con él, el coche es capaz de llamar automáticamente en caso de sufrir un accidente y, además, envía la localización del coche gracia a las coordenadas GPS, la matrícula, la marca y el modelo. Por lo tanto, el error debe ser subsanado antes de que las unidades del Golf sean enviadas a su destino.

Volkswagen Golf 8 | Volkswagen

Volkswagen descubrió el error mientras llevaba a cabo unas verificaciones rutinarias en un control de calidad. Fue entonces cuando comprobó que el sistema eCall no funcionaba como debía. Cabía la posibilidad de que no realizase esas llamadas automáticas de emergencia debido a una transmisión de datos no segura relacionada con el modelo de conectividad Online-Connectivity-Unit. Por lo tanto, además de no ejercer su función, podría haber un acceso libre a la información del coche en cuestión.

La solución llegará en junio

La marca alemana no ha desvelado cuántas unidades pueden haberse visto afectadas por este fallo, pero ya se ha puesto en contacto con la Autoridad Federal de Transporte (KBA) para saber cuántos Volkswagen Golf 8 necesitarían una actualización de software. Una vez realizado este examen, revisarán las unidades que así lo precisen.

Volkswagen Golf 8 | Volkswagen

Aún es pronto para saber si la solución idónea pasa por una retirada del software o será suficiente con una actualización. Sea como sea, la reparación de este error en sistema de llamadas de emergencia eCall llegaría, como tarde, en la segunda mitad del mes de junio. Hasta ese momento, todas las unidades de la nueva generación del Golf se almacenarán y permanecerán a la espera hasta que el fallo esté subsanado. A partir de ese momento, tendrán luz verde para viajar a todos los concesionarios y empezar a recorrer las calles de las ciudades europeas.