Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Un experimento de lo más revelador

El vídeo que hará que te lo pienses dos veces a la hora de usar el móvil en el coche

Cada vez hay más conductores que utilizan el teléfono móvil al volante, un comportamiento que está detrás de cientos de muertes cada año

Publicidad

Las distracciones son peligrosísimas, eso nadie se atreve a discutirlo. Lo que muchos conductores discuten aún es el riesgo que supone el uso del teléfono móvil al volante. Lamentablemente, son muchos los que se creen que “controlan”, como antaño sucedía con aquellos conductores que bebían alcohol y luego cogían el coche.

El teléfono móvil se está convirtiendo en un peligroso complemento, y desde Lexus han querido demostrar el porqué de esta tajante afirmación. Por eso han puesto en marcha un curioso experimento en EEUU en colaboración con su agencia nacional de tráfico (la NTSA, el equivalente aquí a nuestra DGT) cuyo resultado puedes ver en este vídeo que ilustra el artículo.

Entrevistando a varios conductores, la mayoría coincide en que apenas pegan un vistazo de un par de segundos a sus teléfonos móviles, cuando la realidad -y las estadísticas- nos dicen que, de media, un conductor se tira la friolera de 4.6 segundos mirando la pantalla de su teléfono móvil cada vez que lo utiliza en marcha. A 100 km/h, supone recorrer un campo de futbol sin mirar la carretera.

Para concienciar a los conductores, Lexus ha instalado en uno de sus NX un sistema de láminas electrocromáticas que, por sorpresa, permiten anular completamente la visibilidad de los conductores, una acción que se lleva a cabo en un “circuito” plagado de obstáculos. El resultado es siempre el mismo: un gran susto por parte de los ocupantes que, además, sienten como “atropellan” algo que son incapaces de ver. Todo ello en 4.6 segundos.

Se trata, evidentemente, de una simulación, pero con resultados cuanto menos reveladores: circular mientras se presta atención a la pantalla de nuestros teléfonos móviles es una de las peores ideas que podemos tener como conductores, una actitud que, tarde o temprano, desemboca en una situación con trágicas consecuencias.

Publicidad