Centímetros Cúbicos » Noticias

EL ETERNO DEBATE

Ventanillas abiertas vs aire acondicionado: ¿cómo se ahorra más combustible?

Esta es una de las preguntas del millón en el mundo del motor y lo cierto es que no hay una respuesta universal: todo dependerá de la velocidad… y de la situación.

Publicidad

¿El coche consume más con el aire o con las ventanillas bajadas? ¿Menos? ¿Lo mismo? Son preguntas que casi todos los conductores nos hemos hecho al volante y hemos intentando responder en intensos debates. Lo cierto es que no hay una respuesta universal porque dependerá de la velocidad a la que circules. En función de ella habrá situaciones en las que sea mejor apostar por bajar las ventanillas y otras en las que la solución más adecuada pasa por poner en marcha el aire del coche. VER VÍDEO DE ARRIBA.

¿Cuándo es mejor abrir las ventanillas?

Hay tres casos en los que bajar las ventanillas beneficiará al consumo de tu coche. El primero de ellos llega antes de iniciar la marcha: abrir el habitáculo ayuda a que la temperatura interior baje haciendo que el gasto de combustible sea menor. Además echa una mano al climatizador aumentando su vida útil porque no tendrá que trabajar con tanta exigencia para reducir los grados del coche.

Otro momento en el que es beneficioso abrir las ventanillas (levemente) es al iniciar el viaje. Cuando arranquemos el coche podemos permanecer así durante los primeros minutos del trayecto porque el aire caliente pesa menos que el frío y tiende a ir hacia arriba. Bajar las ventanillas facilita que salga más rápido dejando libre su hueco.

El tercer caso tiene que ver, por fin, con la velocidad: llevar las ventanillas bajadas afecta a la aerodinámica del vehículo porque la empeora y, en consecuencia, sube el consumo de combustible. No obstante se ha comprobado que cuando no superamos los 80-90 km/h, la entrada de aire exterior no tiene un gran efecto. Por lo tanto, si el trayecto es urbano, por ejemplo, puede ser aconsejable bajar las ventanillas antes que poner el aire acondicionado.

¿Cuándo conviene poner el aire acondicionado?

Vamos con la segunda parte del debate: las situaciones en las que es recomendable subir las ventanillas y poner en marcha el aire acondicionado. La primera de ellas tiene que ver con las altas temperaturas y nuestra seguridad: cuando el habitáculo interior supera los 24 grados nuestras capacidades al volante se ven mermadas y, por lo tanto, el aire acondicionado se convierte en algo indispensable.

Otro de los momentos en los que aire acondicionado gana la batalla a las ventanillas abiertas es en primavera. Es en esta época cuando las alergias se manifiestas con mayor vehemencia y son muchos los climatizadores que cuentan con un filtro capaz de bloquear el polen y otros agentes dispersos en el aire. Algo que contribuye a incrementar la seguridad al volante puesto que, según la DGT, a 120 km/h un estornudo puede hacer que nos desplacemos entre 60 y 100 metros a ciegas.

Por otro lado, si sabemos utilizar (correctamente) el sistema de climatización podremos ahorrar algo de combustible. Cuando la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior es alta, el aire acondicionado tiene que esforzarse más de lo habitual… a no ser que pongamos en marcha la recirculación. Gracias a esta opción trabajará menos y ahorrará energía.

Acabamos, nuevamente, con la velocidad. Antes veíamos que a determinados ritmos puede compensar circular con las ventanillas abiertas, pero ¿qué sucede cuando vamos más rápido? La situación se revierte porque el aire que entra frena al coche. Según un estudio realizado por el Laboratorio Nacional Oak Ridge (Estados Unidos), cuando el vehículo supera los 110 km/h es mejor encender el aire porque el ahorro es de, aproximadamente, 0,3 litros cada 100 kilómetros.

Publicidad