Los paneles direccionales nos informan de la proximidad y peligrosidad de una curva en la carretera. La señal debe ser visible como mínimo a una distancia de 100 metros, para que nos dé tiempo a reducir la velocidad.

Las identificamos por sus franjas blancas y azules oscuras, y tienen como finalidad avisar al conductor, de la peligrosidad de la curva e indica la velocidad que debes reducir en tu vehículo, antes de llegar a la curva, pero… ¿sabrías calcular exactamente esa velocidad? VER VÍDEO

Fuente DGT