El invento de Bishop Curry, un niño de 10 años de Texas, podrá salvar miles de vidas. Se trata de un dispositivo que evita que los niños mueran por un golpe de calor en el interior de un coche. Según publica el diario 'Independent', al menos 712 niños han muerto desde 1998 por insolación en Estados Unidos tras ser dejados por sus padres en los coches. 'Oasis', el invento de Bishop, consiste en una pequeña caja que controla la temperatura interior del vehículo. Cuando ésta sobrepasa los límites,   emite aire frío y avisa a los padres y los servicios de emergencia a través de una antena. El aparato  se instalaría en el asiento de seguridad del niño. A Bishop  se le ocurrió la idea después de ver en las noticias la historia de un bebé que murió por un golpe de calor. Ahora, junto a su familia, ya han recaudado 50.000 dólares a través de GoFundMe para financiar el desarrollo del prototipo. En Centímetros Cúbicos Cabify introduce el servicio Cabify Baby, para desplazarse con niños de forma seguraConducir embarazada: 9 meses, 9 claves para viajar cómoda y seguraLas 10 mejores, y también peores, sillas infantiles examinadas por el RACE