Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

LO RECUERDA LA GUARDIA CIVIL

Un intermitente mal puesto en una rotonda te puede costar 200 euros

La norma para cambiarse de carril dentro de una rotonda es la misma que para cualquier otra vía y hacerlo de forma incorrecta supone una infracción grave

Publicidad

Informaba la Guardia Civil en sus redes sociales que el 60% de conductores emplea mal los intermitentes en una rotonda y más de la mitad lo ignora a la hora de indicar que van a salir de ella. Y todo esto teniendo en cuenta que este tipo de infracciones están sancionadas, aunque en la práctica no lo parezca. Toma nota porque un intermitente mal puesto en una rotonda te puede costar 200 euros.

Dentro del Reglamento General de Circulación es el Artículo 74 el encargado de regular cómo se debe llevar un cambio de carril en cualquier escenario, rotondas incluidas: “El conductor de un vehículo que pretenda girar a la derecha o a la izquierda para utilizar un vía distinta de aquella por la que circula, para tomar otra calzada de la misma vía o para salir de ella, deberá advertirlo previamente y con suficiente antelación a los conductores de los vehículos que circulan detrás”.

Una norma que llega de la mano de la sanción que castiga el uso inexistente o incorrecto de estos indicadores cuando nos desplazamos al centro de la rotonda, al carril exterior o cuando salimos de ella sin notificarlo. Está tipificado como una infracción grave y, por lo tanto, el castigo económico es de 200 euros sin pérdida de puntos en el carnet. La DGT te muestra como circular de manera correcta por las rotondas VIDEO DE ARRIBA.

Los intermitentes en una rotonda

La Dirección General de Tráfico (DGT)y los agentes que se encargan de vigilar la circulación nos han recordado la teoría de las rotondas en multitud de ocasiones. Sin embargo, la práctica sigue siendo una asignatura pendiente: ceder el paso a los coches que circulan por el interior, acceder manteniendo la trayectoria en el carril por el que estamos circulando, señalizar nuestros movimientos con el intermitente y situarnos en el exterior para salir.

Al hilo de la información de la Guardia Civil, vamos a recordar cómo se deben utilizar los indicadores de dirección en este tipo de intersecciones:

• Intermitente derecho: sirve para señalizar un cambio de carril y para comunicar nuestra intención de tomar la primera salida cuando nos incorporamos a la rotonda.

• Intermitente izquierdo: hay que emplearlo para explicar al resto que nos vamos a cambiar al carril interior. Muchos conductores lo activan para anunciar que van a permanecer en la rotonda, pero no es necesario porque al estar dentro tienen prioridad sobre los que van a acceder.

Publicidad