Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SIN ENTORPECER LA CIRCULACIÓN

El truco de oro de la DGT para aparcar (bien) a la primera en línea y en batería

La Dirección General de Tráfico ha querido dar una serie de pistas con el objetivo de disuadir los nervios y la presión que se generan en torno a esta maniobra.

Publicidad

Las calles de la ciudad puede convertirse en un auténtico reto cuando de estacionar se trata. No sólo es complicado encontrar hueco para nuestro vehículo, también hay que ejecutar la maniobra con la mayor celeridad posible para evitar entorpecer la circulación. Ya sabemos que las prisas no suelen ser buenas compañeras de viaje: por esta razón, la DGT nos recuerda los pasos que hay que dar para aparcar bien a la primera.

En el escenario ideal, aparcar no debería interferir en los desplazamientos de otros vehículos… pero la realidad de las urbes es otra completamente diferente. Por muy claro que un conductor tenga los pasos que debe dar para realizar la maniobra, a veces las cosas se complican y acaba convirtiéndose en un obstáculo para el resto de usuarios que, además, suelen perder la paciencia con relativa facilidad.

Con el objetivo de disuadir los nervios y la presión, la Dirección General de Tráfico ha querido dar una serie de pistas que sirven tanto para esos conductores a los que aparcar se les resiste como a aquellos a los que los nervios les pueden jugar una mala pasada. Eso sí, antes de pasar a la práctica conviene recordar que estacionar es una maniobra que tenemos que señalizar siempre y que estos consejos se pueden adaptar al espacio disponible que tengamos para el coche.

 

Aparcar a la primera en batería

De los dos escenarios posibles, este es el que suele resultar más sencillo. La DGT nos aconseja aparcar en batería metiendo, en primer lugar, la parte trasera del vehículo. La razón es sencilla: cuando iniciemos la marcha tendremos mayor visibilidad que si tenemos que salir marcha atrás.

El primer paso es alinear el parachoques con el vehículo aparcado a la derecha para, después, girar completamente el volante en ese sentido y dar marcha atrás. En este movimiento tendremos que tener cuidado para no colisionar con el coche que está a la izquierda de nuestro hueco. Cuando estemos dentro del mismo sólo nos queda maniobrar para dejarlo recto y centrado: el objetivo es mantener una distancia correcta con el resto de turismos.

Aparcar con Google Maps
Aparcar con Google Maps | Pixabay

Aparcar a la primera en línea

Estacionar en línea es una maniobra que, normalmente, resulta más complicada a los conductores. Recuerda, además, que este es un movimiento con algunas limitaciones: en vías de un solo sentido sí podrás llevarlo a cabo en las dos direcciones, pero si es de doble sentido sólo será posible realizarlo en tu margen derecho.

Para aparcar en línea a la primera basta con seguir las instrucciones de Tráfico: alinear el eje trasero de nuestro coche o la fila trasera de asientos con el parachoques del vehículo que está aparcado delante de nuestro hueco. A continuación tendremos que girar el volante hacia la derecha, dar marcha atrás y cuando veamos el faro derecho del coche que está detrás en el retrovisor izquierdo cambiaremos la dirección del volante hacia la izquierda. Seguimos moviéndonos hacia atrás para ocupar el espacio de aparcamiento y maniobramos para alinear el vehículo.

Publicidad