El momento de coger el coche después de pasar varias horas aparcado bajo el sol es todo un suplicio, sobre todo, en los meses de verano. Encender el aire acondicionado, bajar las ventanillas y abrir las puertas del coche mientras esperamos fuera a que se refresque se convierte en una estampa habitual.

Pero, ¿y si existiera un remedio más rápido para enfriar el coche? Un profesor japones ha encontrado la alternativa perfecta. El método es fácil y sencillo: debemos cerrar todas las puertas, bajar la ventanilla del copiloto y seguidamente abrir y cerrar lo más rápido posible la puerta del piloto cinco veces.

TambiénTePuedeInteresar:

5 eléctricos de lo más interesantes que llegarán antes de lo que imaginas

De este modo, expulsamos el aire caliente del interior más rápido, consiguiendo reducir la temperatura del coche en unos 10 grados en tan solo unos segundos y sin necesidad de encender el aire acondicionado.

Además, para lograr mayor eficacia, podemos repetir el proceso con la puerta y ventanilla contraria.