Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Muchas veces podemos dejar nuestro coche impecable con poco esfuerzo

El truco del guante para mantener el interior de tu coche impecable

Mantener nuestro coche limpio es una tarea que puede resultar tediosa, pero que sin ninguna duda es necesaria. Eso sí, cuando podemos ahorrarnos dinero, es más agradable de llevar a cabo.

Publicidad

Seguro que muchos de los que nos leéis estáis encantados de llevar vuestro coche limpio: para muchos es un placer utilizar su vehículo y que el interior luzca limpio y renovado, con un olor agradable y, en general, un ambiente relajado. Sin embargo, también es cierto que mantener el interior de nuestro coche limpio no siempre es una tarea sencilla.

Si acostumbramos a limpiar el interior del coche de manera regular, el mantenimiento es mucho más simple y rápido, pero todos podemos sufrir imprevistos y tener que transportar elementos que nos dejen el interior del coche hecho un asco. Una de esas variables que más 'ensucian' son los animales de compañía y su “habilidad” para dejar todo el habitáculo cuajado de pelos.

Eliminar los pelos de la tapicería y la moqueta de nuestro coche es, sin duda, una de las tareas más tediosas de cuantas atañen a la limpieza del interior. La mayoría de pelos de animales de compañía se recogen muy difícilmente debido a su capacidad para adherirse a la tela y a la moqueta, pero existen métodos que mejoran nuestra efectividad para eliminarlos rápida y sencillamente.

El truco del guante para dejar el interior impecable

Efectivamente, uno de los métodos más eficaces a la hora de retirar los pelos de los asientos, paños de puerta o moquetas es el del guante que, además es completamente gratuito siempre que tengas guantes de fregar en tu casa.

Los típicos guantes de fregar, los que utilizamos para limpiar la vajilla y proteger nuestras manos del agua caliente y el detergente, se vuelven nuestros aliados: solo tendremos que humedecerlos ligeramente y frotar la tapicería con ellos: la goma que los componen tiene la capacidad de arrastrar los pelos de manera muy efectiva, “soltándolos” y haciéndolos mucho más sencillos de recoger.

Rápidamente veremos cómo los pelos se mueven de su posición, resultando ahora mucho más sencillos de aspirar o de recoger. De esta manera, en apenas unos minutos, podremos eliminar todo rastro de pelos, polvo y otros restos adheridos a la tapicería de nuestro coche sin apenas esfuerzo y sin gastar ni un sólo euro.

Publicidad