El verano ya está aquí y llegará acompañado del calor. Pronósticos aparte, se trata de la época del año en la que los termómetros nos devuelven las temperaturas más altas… algo que se magnifica cuando se trata de nuestro coche. Aparcar a la sombra se convierte en misión imposible porque son las plazas más demandadas así que si te toca dejarlo al sol, no te preocupes. Hay un sencillo truco con el que podrás bajar la temperatura del interior de tu vehículo rápidamente.

Los meses estivales pueden causar estragos en tu medio de transporte particular. Las altas temperaturas afectan tanto a la carrocería del vehículo como a otros elementos mecánicos. No en vano, hay componentes que sufren en exceso y se degradan con los climas más extremos como es el caso del motor, la batería, los neumáticos, los líquidos del coche… Por eso los expertos recomiendan tomar medidas preventivas.

Manillar de un coche | Freepik

Una de ellas pasa por estacionar en la sombra, pero como decíamos antes es una maniobra complicada porque los huecos que están alejados del sol son los más codiciados por todos los conductores. Consciente de ello, es aconsejable equipar nuestro coche con un parasol que repela la luz y ayude a que la temperatura interior no suba en exceso. A esto podemos añadir la posibilidad de abrir ligeramente las ventanillas para que el aire, aunque sea caliente, circule y no se concentre.

Cabe recordar que el calor extremo que se acumula en el habitáculo interior no sólo puede afectar a la seguridad del vehículo, también a la del conductor y a la de las personas que le acompañan. Así que si no puedes estacionar en la sombra ni aplicar los consejos anteriores, autoridades como la Guardia Civil nos dan una sencilla y útil solución que podrás aplicar para ventilar el interior y ayudar a rebajar su temperatura. VER VÍDEO.