Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

PARA GASTAR MENOS

El truco para consumir un 10% menos de carburante apto para cualquier conductor

El consumo de carburante es uno de los gastos más importantes si hablamos del uso de un vehículo, por lo que reducirlo es siempre una buena noticia.

Publicidad

Cuando hablamos de tener o utilizar un coche, estamos hablando de gastar dinero. Es así, es un hecho: tener a nuestra disposición un coche supone un gasto de dinero con el que debemos contar, ya que la utilización de un vehículo de estas características supone tener que pagar un seguro obligatorio cada año, tener que abonar una serie de impuestos, tener que realizarle un mantenimiento periódico más o menos extenso y, sobre todo, tener que repostarlo o recargarlo para poder seguir rodando.

Es cierto que el consumo de carburante de los vehículos actuales se ha reducido de manera significativa respecto a los vehículos que utilizábamos hace unos años, pero la realidad es que el consumo de combustible sigue siendo el gasto más importante cuando hablamos del uso de un vehículo. De esta manera, poder ahorrar aunque sea un pequeño porcentaje cuando hablamos de consumo de carburante es siempre una buena idea.

Existen numerosos consejos y trucos para consumir menos combustible con nuestro coche, y muchos de ellos ya los conocemos. Hablamos de la conducción más eficiente y tranquila, de pisar un poco menos el acelerador o de revisar de manera periódica la presión de los neumáticos. Sin embargo, existen otros trucos que resultan muy simples de aplicar y pueden reducir el consumo de carburante hasta un 10%, lo que en un trayecto de 500 km con un consumo medio de 7 litros/100 km supone, aproximadamente, unos 4€ de ahorro.

El truco para ahorrar un 10% en el consumo de tu coche

Seguro que en estas mañanas frías muchos de vosotros llegáis a vuestro coche, lo arrancáis y acto seguido encendéis el climatizador automático para caldear el habitáculo. Bien, al activar el modo 'AUTO' de nuestros climatizadores estamos también activando el compresor del aire acondicionado por defecto, un elemento que consume una importante cantidad de energía y, por ende, de combustible.

Por eso, te animamos a que la próxima vez que enciendas el climatizador de tu coche te fijes en su funcionamiento y busques el botón que enciende y apaga el compresor del aire acondicionado, generalmente representado por un copo de hielo o por las siglas 'A/C'. Con tiempo seco y frío no es necesario que el compresor esté funcionando, ya que el habitáculo no se va a empañar. De esta manera, ahorrarás en combustible manteniendo a la vez el mismo confort climático en el interior de tu coche, de manera rápida y sencilla, sin ningún esfuerzo.

También te puede interesar: La DGT desvela cuál es la velocidad máxima a la que debes circular para ahorrar combustible

Publicidad