A la hora de conducir, mantener una postura adecuada al volante es uno de los factores más importantes para prevenir lesiones tanto en caso de accidente como en caso de pasar largas horas al volante. Por eso es especialmente importante conocer la posición correcta en caso de que nuestro coche lo utilice más de una persona y, por tanto, cada conductor modifique los ajustes de posición a su antojo.

A todos nos ha pasado: cuando alguien ha cogido nuestro coche, nos encontramos con una posición del asiento completamente fuera de "nuestros parámetros", lo que provoca que nos cueste un tiempo volver a encontrar nuestra posición ideal, algo que en ocasiones no logramos ni siquiera tras estar circulando durante un rato. Con este truco, sin embargo, lo conseguirás en cuestión de segundos.

Se trata del truco de la cinta aislante, que nos permite establecer dos referencias visuales que facilitan la colocación del asiento en su posición ideal en apenas unos segundos, sin tener que estar rectificando constantemente. ¿Cómo? Te lo contamos en el VÍDEO.

Te puede interesar: 6 de cada 10 españoles prefieren conducir con copiloto, pero no compartir el volante con él

A pesar de que la mayoría viajen en compañía, el 66% de los conductores españoles no tiene por costumbre turnarse el volante con su copiloto, ya que la mayor parte de los participantes en la encuesta (50%) prefiere ser el único conductor y al 16% le gustaría, pero su copiloto frecuente no conduce.

De la encuesta se desprende, también, que el 77% de los conductores no suele ejercer como copiloto. No obstante, Goldcar les ha preguntado cómo se definen a sí mismos cuando les toca ser compañeros de viaje. Las opciones más elegidas han sido colaborador en la carretera, conversador y seleccionador de la música del trayecto. Cabe destacar que el 13% admiten ser críticos con la conducción de su acompañante.