Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Para mejorar la seguridad en situaciones adversas

La triple D que la DGT quiere que revises desde ya

La seguridad vial es tarea de todos, tanto de usuarios como de administraciones. La llegada del mal tiempo nos hace obligarnos a extremar las precauciones, por lo que una revisión adicional nunca está de más.

Publicidad

A muchos de nosotros nos gusta conducir, lo tomamos como una actividad placentera, que nos agrada y que nos entretiene. Muchas otras personas, sin embargo, conducen por pura necesidad, simplemente por tener que desplazarse de un lugar a otro con la función de realizar diferentes tareas o cometidos. En cualquier caso, a todos nos gusta llegar a nuestro destino lo más rápido posible, pero también de la manera más segura.

Por eso, con la llegada del mal tiempo es recomendable prestar aún más atención a la conducción: el número de horas de luz se reduce, las temperaturas bajan, las precipitaciones son más frecuentes y, por tanto, las probabilidades de sufrir un accidente de tráfico aumentan si no ponemos nuestros cinco sentidos al servicio de la conducción. Y aunque parezca mentira, no es suficiente: en muchos casos debemos contar también con un mayor control del estado de nuestro vehículo.

La triple D que la DGT quiere que revises cuanto antes

La Dirección General de Tráfico es consciente además de que nos estamos aproximando a las fechas navideñas, donde el número de desplazamientos por carretera también aumenta, por lo que nos recuerda la necesidad de llevar nuestro coche a punto. Para que nos sea más fácil recordarlo, la DGT nos propone un juego nemotécnico: el de la triple D. ¿Qué tres D debes revisar lo antes posible?

  • Dibujo de los neumáticos: como seguramente ya sabrás, la profundidad mínima con la que podemos circular legalmente en nuestro país está cifrada en 1.6 mm, pero la realidad es que es recomendable cambiar nuestras ruedas antes de llegar a ese nivel ya que a partir de los 3 mm comienzan a perder eficacia y agarre, especialmente sobre terreno resbaladizo.
  • Distancia de seguridad: es muy recomendable que, en cuanto comiences a notar que las temperaturas bajan ostensiblemente, llueve, nieva o la luz es menor, aumentes la distancia de seguridad. Revisa la distancia que sueles mantener con el vehículo que te precede, y auméntala un 50% con el fin de reducir las posibilidades de un accidente por alcance.
  • Distancia de frenado: los frenos son el único elemento de nuestro coche que pueden detener el vehículo en caso de emergencia. Por eso, es más que recomendable que eches un vistazo al estado de tus frenos. Si detectas que las pastillas o los discos están demasiado gastados o si, incluso, notas ruidos extraños o vibraciones inusuales al accionar el pedal del freno, te sugerimos que sustituyas tanto discos como pastillas ya que se trata de componentes vitales para el buen funcionamiento de nuestro vehículo.

Publicidad