La seguridad vial es un tema que, incluso, se podría considerar como de salud pública. Y es que cada año se generan miles de heridos y se provocan cientos de fallecidos en las carreteras españolas, fruto de todos los accidentes que cada año se dan en todas y cada una de las vías de tráfico de nuestro país. Sin embargo, no todos somos iguales, y si hablamos de los más pequeños de la casa, el riesgo de lesiones en caso de accidente es, lógicamente, mayor.

De ahí que la DGT sea tan estricta cuando se trata de viajar en coche con los más pequeños, estipulando cómo hay debe viajar el bebé en el interior del vehículo. Así, los más pequeños siempre deben viajar en la parte trasera del vehículo, aunque, como todo, hay excepciones: sólo existen tres casos en los que está permitido que un bebé o niño de menos de 135 cm de altura viajen en los asientos delanteros. VER EL VÍDEO

Recuerda que viajar con un menor sin que éste lo haga con arreglo a la normativa es motivo de multa: 200€ y 3 puntos del carnet, aunque dependiendo de la gravedad de la infracción se puede proceder, incluso, a la inmovilización del vehículo.