El Plan de Vigilancia para Verano 2020 de la DGT ya está en funcionamiento: son muchas las ciudades que ya desde hoy 3 de julio ven como buena parte de sus habitantes cogen su coche o su moto y salen en busca de unas ansiadas vacaciones que, sin duda, y tras una primera mitad de año más que atípica, son más que merecidas. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Sin embargo, con tanto desplazamiento programado, es evidente que las probabilidades de sufrir un accidente de tráfico aumentan, de forma que la DGT ha decidido lanzar una generosa campaña de control y vigilancia que contará, por ejemplo, con la presencia y actuación de más de 1300 radares de todo tipo, así como de la actuación de furgonetas, camiones y motocicletas camufladas.

Hace ya dos años que la DGT presentó por primera vez sus drones, una nueva forma de controlar el tráfico que, en principio, solo iba a cumplir funciones de vigilancia. Sin embargo, con el paso del tiempo los drones han demostrado su eficacia, de manera que ya son capaces de captar imágenes con las que tramitar denuncias. Tal es su efectividad, que la Dirección General de Tráfico ha comunicado que se añadirán 11 nuevas unidades a la flota actual de drones.

Con ellos, los agentes pueden captar en tiempo real imágenes que permitan identificar ciertas infracciones, de manera que, trabajando conjuntamente con patrullas de carretera, pueden hacer detenerse al infractor para que se le notifique la multa. ¿Qué tipo de infracciones pueden captar y tramitar los drones?

Cabe recordar que los drones no están equipados con radares, por lo que no son capaces de tramitar denuncias por exceso de velocidad, pero sí cuentan con cámaras de alta definición geolocalizadas, permitiendo por tanto identificar maniobras peligrosas y negligentes al volante tales como maniobras indebidas o adelantamientos peligrosos. Además, según la propia DGT, los drones que utilizan son tan avanzados que permiten también detectar comportamientos como el uso del teléfono móvil al volante.