Centímetros Cúbicos » Noticias

Una situación peligrosa

Tormenta de verano: ¿cómo un rayo puede mandar tu coche al desguace?

Las tormentas de verano son habituales en la época estival, generalmente con gran contenido eléctrico que puede mandar a tu coche al desguace.

Publicidad

Las tormentas de verano son muy habituales en ésta época del año: el gran calor durante el día hace que, junto con la humedad, se forme el 'caldo de cultivo' idóneo para que una gran tormenta refresque el ambiente. Eso sí, generalmente las tormentas de verano llegan cargadas de aparato eléctrico, por lo que los rayos, los relámpagos y los truenos son la norma. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Hemos hablado muchas veces de la importancia de encontrarse en el interior de un vehículo durante una tormenta eléctrica: la estructura del vehículo (siempre y cuando se trate de un coche con carrocería cerrada) impide que la electricidad del rayo penetre en el interior, protegiéndonos de la incidencia de los miles de voltios que componen el rayo. Sin embargo, también es cierto que una tormenta de verano puede mandar a tu coche directamente al desguace.

Te puede interesar: Qué se debe hacer –y no- al volante bajo tormentas o lluvias torrenciales

Es evidente que el tiempo puede cambiar de un día para otro. De unos cuantos días de sol y temperaturas de vértigo podemos pasar a las tormentas, copiosa lluvia, granizo en algunos casos y relámpagos. En ocasiones estas tormentas pueden ser repentinas, por ello te mostramos este vídeo con unos consejillos que deberías de tener en cuenta a la hora de conducir bajo la lluvia.

Algunos aspectos tienen que ver con el estado de los elementos básicos del vehículo, como pueden ser los parabrisas. Es decir, piezas claves que no debes olvidar revisar de vez en cuando para llevar siempre en buen estado. Otros detalles más técnicos te ayudarán a actuar en estas situaciones y, por último, tu actitud será esencial si te ves en un caso parecido.

Publicidad