Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿Qué calles han cambiado su límite de velocidad?

Todos los tipos de calle que han cambiado su límite de velocidad: los repasamos uno a uno

Los límites de velocidad en ciudad han cambiado desde esta misma semana, pero...¿cómo lo han hecho? ¿Qué tipos de calle han sufrido cambios?

Publicidad

Los límites de velocidad se encargan de regular la velocidad de circulación de los vehículos que utilizan las diferentes vías de nuestro país. Dependiendo de muchos factores, entre los que destacan por ejemplo la orografía, el terreno, las condiciones de la vía o la meteorología, las administraciones competentes proponen uno u otro límite de velocidad, con una velocidad máxima que en España se fija en 120 km/h, estando reservada a vehículos ligeros que circulan por vías rápidas como autopistas o autovías.

En las últimas semanas -y meses- se ha hablado mucho de los nuevos límites de velocidad para terreno urbano que, finalmente, se han hecho efectivos el pasado 11 de mayo. Desde ese día el límite de velocidad genérico se ha reducido de los anteriores 50 km/h a unos más conservadores 30 km/h, velocidad con la que se persigue una mejor conciliación entre los vehículos a motor y otros usuarios de las vías como los ciclistas, los usuarios de VMP o los propios peatones.

Sin embargo, no en todas las avenidas y calles de una ciudad se ha visto modificado el límite de velocidad de la misma manera, de forma que vamos a repasar los diferentes cambios que se han producido en las calles de las ciudades de nuestro país.

Calles con un carril por sentido

En el caso de calles con un sólo carril por sentido, el límite de velocidad se ve disminuido, pasando de 50 km/h a 30 km/h. Es el mismo supuesto que encontramos en calles con dos carriles por sentido pero en el que uno de los dos se ha habilitado como "ciclo-carril". En ese caso, ambos carriles disminuyen a 30 km/h como velocidad máxima.

Calles de plataforma única

Las calles de plataforma única son aquellas que cuentan con la misma altura para los peatones y para los vehículos, de manera que la acera y la calzada forman una única superficie. En estas vías, la velocidad máxima anterior se fijaba en unos más que optimistas 40 km/h que ahora se reducen a 20 km/h con el fin de reducir el peligro de atropello.

Calles y avenidas con dos o más carriles por sentido

Las calles y avenidas con dos o más carriles por sentido son las únicas que no ven modificado su límite de velocidad, aunque esto no es aplicable en el caso de que uno de los sentidos tenga solo un carril. En ese caso, el sentido con un único carril rebajará su límite a 30 km/h, mientras que el sentido en el que se dispone de dos o más carriles se mantendrá el límite de 50 km/h.

Publicidad