Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

MEDIDAS FÁCILES PARA AHORRAR

¿Tienes que repostar? Tres trucos gratuitos para ahorrar cada vez que vayas a la gasolinera

El repostaje es una de esas operaciones que todo conductor tiene interiorizado, pero que no dejan de "doler" en el bolsillo

En resumen

Publicidad

Ya en plena Semana Santa, el uso del coche se ha multiplicado durante esta temporada, momento en el que la DGT ha previsto que se produzcan más de 9 millones de desplazamientos tras dos temporadas de Semana Santa mermadas por la incidencia del COVID-19. En 2022 nos las prometíamos muy felices, pero la realidad es que las tensiones internacionales han disparado el precio de los combustibles, haciendo que esta Semana Santa sea la más cara de la historia si hablamos del precio del diésel y de la gasolina.

Aunque el Gobierno aprobó hace unas semanas un Real Decreto con el que reducir en cierta medida el impacto de las subidas en los precios que tienen que pagar los consumidores, la realidad es que sigue siendo muy caro rellenar el depósito de nuestros coches hasta el punto de que en la actualidad el precio medio del diésel ronda los 1.80€, mientras que el precio de la gasolina de 95 octanos ronda, de media, los 1.75€ por cada litro repostado.

Tres consejos gratuitos para repostar más barato

Parece mentira, pero en ocasiones lo más sencillo es lo que más funciona. Por eso, os ofrecemos tres consejos con los que ahorrar combustible cada vez que tengamos que acudir a la gasolinera a repostar el depósito de nuestro vehículo. Se trata de gestos que nos permiten ahorrar sin esfuerzo:

  • 1. Repostar al completo el depósito: puede que sea más "doloroso" tener que pagar más de golpe, pero la realidad -y la lógica- nos dice que si llenamos el depósito al completo, tendremos que hacer menos viajes a la gasolinera cada vez que se nos vacíe, de manera que gastaremos menos dinero en acudir a la estación de servicio si lo hacemos una vez cada 20 días que no una vez cada semana.
  • 2. Vaciar el coche: si vas a una estación de servicio, allí encontrarás todo tipo de papeleras y cubos donde poder depositar lo que ya no utilizas. Es buen momento para aprovechar y reducir al máximo la carga innecesaria de tu coche, ya que cada kg extra cuenta a la hora de reducir el consumo de carburante.
  • 3. Revisa las presiones: la incorrecta presión de los neumáticos de tu coche es un problema de seguridad, pero también lo es de ahorro: el consumo de carburante puede aumentar hasta un 15%. Por eso, ya que has aprovechado para acudir a la gasolinera a llenar el depósito, utiliza un minuto más de tu tiempo en revisar y rectificar la presión de los neumáticos de tu coche.

Publicidad