Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Cuenta con el apoyo de Trump

Tesla vuelve a la producción en Estados Unidos sin consentimiento de las autoridades locales

La marca estadounidense vuelve a la actividad en su planta de Fremont pese a no disponer del permiso para ello.

Tesla Model X y Model S

Tesla Tesla Model X y Model S

Publicidad

En algunas partes del mundo empieza a retomarse la actividad de la industria de la automoción. Pero todavía hay otros lugares donde la incidencia del coronavirus dificulta la vuelta al trabajo. A pesar de encontrarse en una zona donde no está permitido volver, el fundador de la compañía automovilística Tesla, Elon Musk, ha decidido reactivar la producción de su planta de Fremont (California). El magnate ha desoído a las autoridades de la localidad de Alameda (donde está situada la fábrica), que no permiten la vuelta a la actividad en dichas instalaciones. Cuenta, además, con el apoyo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Musk ha anunciado en su cuenta oficial de la red social Twitter, Tesla ha reactivado su producción este lunes "en contra de las reglas de Alameda". "Estaré allí con todos los empleados. Si alguien es arrestado, pido que solo sea yo", ha indicado el directivo.

 

En otros tuits, Elon Musk ha explicado que las autoridades aprobaron la apertura de las factorías automovilísticas en el estado de California, aunque daban permiso a los gobiernos locales a seguir manteniendo medidas más restrictivas en el caso de que lo viesen necesario. "California aprobó, pero un funcionario no electo lo anuló ilegalmente. Todas las demás compañías automovilísticas en Estados Unidos pueden reiniciar su actividad. Solo Tesla ha sido suspendida. Esto está superdesordenado", ha lamentado Musk.

Estas palabras también han tenido la aprobación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se ha mostrado a favor de la reapertura de las instalaciones de Tesla en Estados Unidos. También en su Twitter oficial, Trump ha indicado que California debería dejar que Tesla volviese a operar en sus instalaciones "ahora", ya que, según él, se puede hacer de forma "rápida y segura".

En las últimas semanas, Musk ha mostrado su rechazo a la mayoría de las medidas adoptadas para contener la COVID-19. El pasado sábado, amenazó con sacar la sede de la compañía de California y trasladarla a Nevada o Texas.

Publicidad