Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El nuevo juego de conducción estará incluido dentro de Tesla Arcade

Tesla tiene su propio ‘Mario Kart’ para echar carreras mientras recargas el coche

La firma estadounidense intentó adquirir la licencia del Mario Kart para emplearlo en sus coches, pero Nintendo no estaba dispuesta a negociar por la misma.

Tesla Arcade en el Model 3

The Verge Tesla Arcade en el Model 3

Publicidad

La mayoría de nosotros, cuando éramos solo unos niños, nos hemos puesto al volante del coche de nuestros padres, tíos o abuelos y hemos simulado que conducíamos nosotros mismos, e incluso, los maestros incluso podían replicar con la boca el sonido del motor para terminar de conseguir el efecto definitivo de inmersión. Ahora, Tesla quiere hacer que esa experiencia para los niños del futuro cambie y sea seguramente más divertida a través del empleo de la tecnología.

Y es que Elon Musk es un aficionado incondicional a los videojuegos y además de numerosos Easter Eggs en los vehículos del fabricante californiano, también ha decidido desde hace algún tiempo incluir algunos títulos clásicos y árcade en sus automóviles para que sean jugados a través de la gran pantalla del sistema infoentretenimiento que protagoniza la consola central. La última confirmación ha llegado de la mano de lo que podríamos decir que es la ‘copia espiritual’ del Mario Kart, el videojuego por excelencia dentro de las carreras más desenfadas.

Tras emplear durante un pequeño lapso de tiempo una versión customizada del Pole Position, el cual también se retiró por problemas de derechos, obviamente los de Musk tuvieron que buscar una alternativa para no dejar a sus coches huérfanos de un juego de conducción. En este caso llega a través del Beach Buggy Racing, un juego de móviles adaptado también a la tecnología que emplea Tesla como sistema operativo.

Curiosamente, el propio Elon Musk reconocía que se había elegido esta opción de incluir un título de carreras prácticamente desconocido después de introducir otros juegos de la antigua Atari porque en las negociaciones con Nintendo no se llegó al acuerdo para utilizar la licencia del título de carreras dentro del universo del archiconocido fontanero italiano. Una situación nada extraña si tenemos en cuenta a la reticencia que suele tener el gigante nipón para negociar con uno de sus productos estrella.

 

¿Un juego de coches… en un coche?

Sí, el sistema emplea distintas opciones para poder controlar los vehículos virtuales, permitiendo incluso utilizar el volante del Tesla Model 3 (también estará incluido en las próximas ediciones del Model S y en el lanzamiento del Model X) para dirigirlo, e incluso los pedales de acelerador y freno también tendrán incidencia en el manejo.

Obviamente, también se pone a disposición los controles en la pantalla táctil, aunque para el que se lo pregunte, el sistema no permitirá jugar al mismo con el coche circulando, ni tan siquiera en modo autónomo o, aunque sea el copiloto el que está haciendo uso del mismo, por lo que se presenta como el pasatiempo perfecto mientras esperamos a que se complete la carga de la batería. Tal y como pudimos ver, Mercedes-Benz también está valorando esta opción, algo que nos hace preguntarnos si los elementos como los neumáticos o la dirección no se ven ni mínimamente afectada negativamente por un uso continuado así en parado…

 

Publicidad