Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

UN HABITÁCULO SIN BOTONES

Tesla quiere que cambies de marcha en una pantalla táctil

En los nuevos Tesla Model S y Tesla Model X han desaparecido todos los botones físicos y el cambio se controlaría desde la pantalla central o desde el volante.

Tesla Model S 2021

Tesla Tesla Model S 2021

Publicidad

Cuando Tesla presentó los nuevos Tesla Model S y Tesla Model X todos los focos se centraron en el diseño del volante: se parecía más al de un Fórmula 1 que al de un coche convencional. No fue el único cambio revolucionario. La compañía californiana eliminó todos los botones y palancas del habitáculo… incluyendo la del cambio. Sí, Tesla quiere que cambies de marcha en una pantalla táctil.

Los modelos de Tesla son automáticos y, por lo tanto, el conductor no tiene que seleccionar ninguna relación: el coche sabe cuál es la más adecuada para cada momento buscando siempre la eficiencia. No obstante, el control del cambio sigue estando en manos del conductor por si quiere seleccionar algún modo en concreto a través de una palanca o un botón físico.

Tesla Model S | Tesla

Esto será complicado en los Tesla ya que ha reemplazado todos los controles por funciones táctiles. La nueva palanca de cambios recibiría el nombre de ‘Smart Shift’ y seguirá teniendo las mismas posiciones (Park, aparcamiento, Reverse, marcha atrás, Neutral, punto puerto, y Drive, la directa), pero funcionaría de tres formas diferentes. La primera de ellas es común a todos los vehículos automáticos: el AutoPilot de Tesla se basará en la inteligencia artificial para determinar la marcha idónea en función de la conducción.

El cambio en la pantalla

La segunda opción es la que más comentarios ha suscitado ya que permite al conductor llevar a cabo una selección manual mediante la pantalla táctil que los Tesla tienen en el centro del salpicadero. En la parte izquierda de esta superficie aparecería un icono que representaría un coche: deslizando hacia arriba se seleccionaría Drive para avanzar y haciendo lo propio hacia abajo entraría en acción la marcha atrás.

Tesla Model S | Tesla

Y, por último, habría una tercera forma de manejar el cambio: a través de una rueda física integrada en el volante. Se activaría con el pulgar derecho y funcionaría de la misma forma que el control táctil: si la movemos hacia arriba se acciona la posición Drive y hacia abajo el modo Reverse.

Un respaldo

Conscientes de que esta decisión iba a generar un torrente de opiniones, Tesla y Elon Musk han definido la ‘Smart Shift’ como un sistema complementario, es decir, sólo habría que recurrir a él si el principal no nos gusta o no funciona correctamente. No obstante, la marca californiana estaría trabajando en un plan B por si su cambio táctil no es bien recibido por sus usuarios.

Publicidad