Muchas personas en su día a día no necesitan disponer de un vehículo debido a que pueden desplazarse a sus trabajos en transporte público evitando atascos, o incluso andando si tienen la suerte de que les quede muy cerca de casa. Tener un coche en propiedad conlleva numerosos gastos aunque esté aparcado sin usarse, como el seguro obligatorio, el impuesto de circulación, el mantenimiento, o el propio alquiler de una plaza de garaje; lo que hace que a muchas personas no les resulte rentable comprarse uno.

El problema puede surgir cuando los fines de semana, en su tiempo libre, estas personas decidan hacer una escapada, realizar cualquier actividad de ocio en un lugar periférico, o simplemente hacer unas compras. Para dar una solución a esto, una multinacional de alquiler de vehículos ha lanzado en España un servicio de suscripción mensual con el que se podrá disponer de un vehículo de jueves a lunes. VER VÍDEO.

Te puede interesar: Un estudio advierte de los peligros para la salud de los coches de alquiler y compartidos

Los coches compartidos se han coronado como una "pequeña gran revolución" en el sector del transporte de personas. Al fin y al cabo, hace apenas unos años a nadie se le ocurría pensar en viajar en el coche de una persona desconocida, o utilizar un coche eléctrico de alquiler durante 15 minutos para atravesar la ciudad en lugar de utilizar el transporte público.

Los tiempos cambian, y la llegada de numerosas alternativas de movilidad ha hecho que la clientela utilice estos servicios con facilidad, aunque puede que no todo sea tan bonito como lo pintan. CarRentals es una empresa estadounidense de alquiler de coches, y ha llevado a cabo un estudio entrevistando a 1.000 conductores para conocer sus hábitos de limpieza al volante. ¿Será el momento de llevar guantes para conducir un coche de alquiler, o está la opinión pública exagerando los hechos?