Los episodios de alta contaminación atmosférica han comenzado a ser ya una norma en las grandes ciudades europeas, incluyendo ciudades españolas como Madrid y Barcelona que, por cierto, ya han tomado medidas preventivas para que éstas situaciones se alarguen en el tiempo lo menos posible. Sin embargo, aún queda mucho por hacer, aunque algunas iniciativas hacen que el problema de la alta contaminación sea más llevadero para todos aquellos que no puedan coger su coche a causa de las restricciones.

Una medida de éste tipo es precisamente la que se ha aprobado en la ciudad de Madrid, cuyo servicio de taxi tendrá un descuento del 10% en episodios de alta contaminación, aliviando así el coste de su uso en caso de no poder utilizar nuestro vehículo privado debido a las restricciones que se imponen a los vehículos con un potencial contaminante más alto.

La medida ya ha sido autorizada por el Ayuntamiento de Madrid, y entrará en funcionamiento a partir del próximo 1 de enero englobada dentro del nuevo protocolo de precio máximo cerrado que permitirá la pre-contratación de servicios de taxi con una tarifa cerrada que se conocerá antes de contratar los servicios del vehículo.

Esta reducción del 10% se aplicará de forma obligatoria de lunes a viernes, de 7 a 21 horas, siempre y cuando se hayan activado los escenarios 3 y 4 del Protocolo de Actuación para Episodios de Alta Contaminación por Dióxido de Nitrógeno, y sólo se podrá aplicar a los servicios contratados vía telefónica, vía radioemisora o vía app.