La llegada de las nuevas tecnologías de la información ha cambiado por completo nuestro día a día. Sin duda se trata de una auténtica revolución, una revolución que también ha llegado al mundo del automóvil, donde son muchos los hábitos que han cambiado. Aplicaciones como Google Maps o Waze han cambiado la forma en la que nos comunicamos con nuestro entorno y con el resto de conductores, pero parece que no todo son buenas noticias.

Hace unas semanas comenzaban a hacerse visibles los frutos de la integración de Waze y Google Maps: la app de navegación de Google ha comenzado ya a mostrar datos como la velocidad máxima de la vía por la que se circula, así como la presencia de radares gracias a los datos extraídos de la red social Waze, recopilados a su vez por millones de conductores. VER VÍDEO.