Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

La subida de la luz, un problema para los usuarios de coches eléctricos

La subida de la luz 'se carga' el ahorro de los eléctricos: cuánto cuesta cargarlo y cuánto amortizarlo

Los coches eléctricos ganan peso con rapidez entre los usuarios, pero su uso está muy condicionado al precio de la electricidad, que no ha parado de subir.

Publicidad

El coche eléctrico es ya la opción escogida por una importante proporción de compradores que, a la hora de buscar su coche nuevo, deciden dar el paso a una tecnología de movilidad llamada a convertirse en la verdadera sustituta de los motores de combustión que durante tantos años nos han acompañado independientemente de las condiciones o del tipo de vehículo.

En los últimos años la tecnología de estas formas de propulsión han evolucionado de manera más que notable, de forma que en la actualidad es habitual encontarse con vehículos urbanos que ya superan los 300 km de autonomía y con grandes berlinas y SUV capaces de recorrer, al menos, 500 kilómetros con una sola carga de sus baterías. En cualquier caso, el uso del coche eléctrico está condicionado por un elemento clave: el precio de la electricidad.

La subida de la luz elimina buena parte del ahorro del coche eléctrico

Tal y como todos conocemos ya, en las últimas semanas estamos viendo cómo el precio de la electricidad ha vivido importantes vaivenes, con precios mucho más elevados de lo que estamos acostumbrados. Estas variaciones tan extremas han hecho que las facturas que pagamos a final de mes hayan visto incrementada su cantidad de manera más que notable, un incremento que tiene un efecto especialmente relevante en los coches eléctricos ya que necesitan generosas cantidades de energía para "llenar" sus baterías.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado recientemente un estudio en el que analiza el coste de recarga de un coche eléctrico teniendo en cuenta las últimas actualizaciones en el precio de la electricidad, unas actualizaciones que, sin ningún género de duda, han restado cierta competitividad al coche eléctrico. De esta manera, según la OCU, el coste medio anual de las recargas domésticas de un coche eléctrico ha pasado de 190€ en 2020 a algo más de 400€ durante 2021. El coste de las recargas en puntos públicos de carga rápida también ha aumentado en algunas redes de suministro. Es el caso de IONITY, cuyo precio por kWh ha pasado de 0.79€ a 0.825€.

Este hecho supone que sobrecoste medio que tiene un coche eléctrico respecto a un modelo homólogo pero impulsado por un motor de combustión tarde mucho más en compensarse, en amortizarse. Si hasta 2020 el periodo medio de amortización era de 24 meses (dos años) ahora se ha duplicado, pasando a ser de algo más de cuatro años. En cualquier caso, el coche eléctrico sigue siendo la opción más económica en cuanto a costes de utilización si tenemos en cuenta que cuanto más lo recarguemos en casa, más vamos a ahorrar.

Publicidad