Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Un sistema con sus ventajas e inconvenientes

Start&Stop: todas las averías que puede causar este elemento en tu coche

El sistema Start&Stop ya es ampliamente conocido entre los conductores y ofrece numerosas ventajas, pero no por ello está exento de posibles inconvenientes

Publicidad

En los últimos años nuestros coches han dado un importante salto adelante: son más avanzados que nunca, más respetuosos con el medio ambiente, más confortables y más seguros gracias a numerosas innovaciones que, aplicadas al mundo de la automoción hacen que, en conjunto, sea más agradable conducir. Uno de los sistemas que más populares se han hecho en los últimos años ha sido el sistema Start&Stop, encargado de detener el motor en paradas prolongadas.

El buen uso del Start&Stop supone un gran beneficio sobre todo en términos económicos, ya que es capaz de reducir sustancialmente el gasto de carburante de nuestro vehículo especialmente en ciudad, donde las continuas paradas y arranques permiten que el motor esté mucho tiempo parado y, evidentemente, sin consumir ningún tipo de carburante. Sin embargo, un uso indebido del sistema puede inducir también ciertos problemas en nuestro coche:

¿Qué averías puede ocasionar el sistema Start&Stop?

  • Batería: la batería y el motor de arranque son, posiblemente, los elementos que más sufren cuando el Start&Stop trabaja de manera intensiva ya que están sometidos a un esfuerzo extra tanto en número de cargas y descargas en el caso de la batería como en número de ciclos de arranque en el caso del motor de arranque. Puede que, a la larga, la batería de nuestro coche se desgaste antes o lo haga más rápido.
  • Vibraciones indeseadas: los continuos arranques y detenciones pueden provocar un desgaste más rápido de los sistemas de anclaje del motor, ya que con cada arranque se generan vibraciones y movimientos más intensos. Por tanto, es posible que sientas que con el paso del tiempo el funcionamiento de tu coche no es tan fino como antes.
  • Refrigeración y lubricación: en la actualidad muchos motores modernos utilizan bombas de agua y aceite de accionamiento eléctrico que pueden seguir impulsando el aceite y el refrigerante incluso cuando el motor no está funcionando, pero en los modelos algo más antiguos esto no es así, de manera que si hemos exigido al motor de nuestro coche, o este ha estado mucho tiempo seguido en movimiento y de golpe se detiene por la actuación del sistema Start&Stop, es posible que a la larga se generen problemas por una lubricación y refrigeración incorrectas que induzcan un desgaste prematuro de ciertas piezas.

Publicidad