Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Y podrían timarte

La sospechosa multa de la DGT que nunca deberías pagar

Los días de timos y engaños por internet aún no han terminado, y prueba de ello es la multa falsa que pulula por los correos electrónicos.

Multa falsa

DGT Multa falsa

Publicidad

Sinvergüenzas dispuestos a engañar al prójimo siempre va a haber, y prueba irrefutable es el caso que hoy os traemos. Y es que la modernización de los medios de comunicación está siendo escenario de esos timos que, en forma de documento oficial, buscan vaciar nuestra cuenta bancaria. Lo último ha sido una multa que, con el concepto de multa no pagada, busca engañar a esos conductores que piensen que tienen un asunto pendiente con la DGT.

La Dirección General de Tráfico ya recordó en el pasado mes de diciembre que este tipo de estafas habían vuelto, y desde luego aún no han desaparecido. Tan buena es la copia, que incluye los logos oficiales de la propia DGT y del Ministerio de interior con el objetivo de que sus víctimas caigan en la trampa.

Con este correo falso se busca incentivar al click para ir a ese supuesto formulario en el que nos pedirán nuestros datos personales para poder abonar la supuesta multa. No lo hagas, y evita a toda costa entrar, sobre todo teniendo en cuenta que la DGT ya ha dejado claro en más de una ocasión que nunca se incluye un enlace de descarga con las multas.

Si por algún casual caemos en las triquiñuelas de los estafadores, se descargará un fichero sin que nosotros nos demos cuenta. Concretamente se trata de un fichero comprimido alojado en Azure, la nube de Microsoft, lo que provocará una serie de comandos dispuestos a acceder a nuestros datos sin que nos percatemos de ello.

Un programa de tipo bancario conocido como Mekoito llegará a nuestro ordenador para acceder a nuestras cuentas y exprimir hasta el último euro. Este se basa en un sistema capacitado para abrir diferentes ventanas y acceder a las diferentes entidades bancarias con las que trabajemos haciéndose pasar por nosotros.

Para evitar estos engaños, tanto la DGT como los diferentes expertos especializados en ciber seguridad recomiendan fijarnos en el correo y en el dominio del mismo para descartar posibles engaños y estafas. Por supuesto, siempre que consideremos un origen fraudulento o de dudosa procedencia del correo que nos llega con un archivo adjunto, debemos descartarlo inmediatamente.

Publicidad