El estado de alarma que se encuentra vigente en nuestro país durante la última semana y que previsiblemente se alargará en el tiempo durante un puñado de semanas más ha cambiado nuestra forma de movernos: los desplazamientos se han restringido al mínimo, y los movimientos en coche deben ser los mínimos posible. El incumplimiento de éstas premisas trae aparejado importantes sanciones.

Y es que si bien la inmensa mayoría de la ciudadanía está cumpliendo con las normas de manera ejemplar, aún hay gente que decide saltarse las reglas y moverse libremente por las calles, poniéndose en peligro tanto a nivel personal como al resto de ciudadanos. Por eso, Social Drive, una de las redes sociales más utilizadas por los conductores españoles, ha comenzado a cambiar su funcionamiento. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: El Estado sabrá si coges el coche y tu móvil será tu 'chivato'

Con un Estado de Alarma que cumple ahora una semana de vigencia y que se alargará, como mínimo, otras tres semanas hasta cumplir un mes de funcionamiento, nuestra actividad diaria se ha modificado de forma ostensible: hemos dejado de salir de casa más allá que para lo estrictamente imprescindible, y nuestros movimientos se han restringido de manera clara con el fin de frenar la propagación del COVID-19.

La reclusión en nuestros domicilios supone un nuevo punto de inflexión, que puede ocasionarnos graves consecuencias si no cumplimos las normas y nos dedicamos a salir a la calle sin aparente justificación, incurriendo en un delito que puede, incluso, provocar que terminemos durmiendo en el calabozo. Lo mismo para los conductores: el coche sólo se puede coger lo justo y necesario, y cualquier otra actividad está sancionada.