Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Para darle una segunda vida

Skoda reciclará las baterías de los coches eléctricos…para dar energía a sus concesionarios

Skoda es consciente del daño que puede suponer un mal reciclaje de las baterías de los coches eléctricos, motivo por el que ha desarrollado una segunda vida para estas.

Skoda reciclará baterías como fuente de energía para sus concesionarios

Skoda Skoda reciclará baterías como fuente de energía para sus concesionarios

Publicidad

Sí, el coche eléctrico promete ser la movilidad del mañana -y prácticamente del ahora-, pero no está exento de dañar igualmente al planeta. Para evitarlo y sobre impedir que las baterías causen estragos por un mal reciclaje, marcas como Skoda han ideado una interesante solución. Y es que la firma checa ha unido fuerzas con IBG Cesko para darle una segunda vida a las baterías como fuente de energía de los concesionarios.

Por medio de esta propuesta, Skoda no solo pretende hacer más sostenible al coche eléctrico, sino también a su red de concesionarios por medio de un sustento mucho menos nocivo para el medioambiente. Y es que esta nuevo objetivo de las baterías permitirá suministrar energía de manera inmediata e independientemente del medio utilizado.

Tanto las baterías de los híbridos enchufables de la marca como del Enyaq, su único coche eléctrico de momento, serán las encargadas de cumplir con este objetivo una vez que los vehículos dejen de circular. En total, este sistema podrá almacenar un total de 20 baterías de modelos PHEV o 5 del SUV 100% eléctrico.

De esta manera, el propio sistema de almacenamiento de energía contará con 328 kWh, pudiendo emplearse en puntos de carga rápida para esos coches eléctricos e híbridos que requieran de un repostaje en el concesionario. Por supuesto, esta capacidad también podrá estar destinada para cubrir otro tipo de necesidades.

Y es que la energía almacenada podrá emplearse en labores de iluminación o acondicionamiento de la propia concesión. Con esta premisa, Skoda podría recurrir a este sustento para la luz de la estancia, del taller o labores menores como el aire acondicionado o calefacción.

Sea como fuere, la firma checa acaba de abrir la beda para emplear la energía de las baterías de sus coches de una forma coherente para así evitar una mayor contaminación. Seguramente esta práctica no solo sea llevada a cabo por Skoda, sino también por numerosas marcas dispuestas a terminar bien la tarea de crear un ecosistema automovilístico más sostenible.

Publicidad