La marca automovilística Skoda reanudará el próximo lunes 27 de abril la producción de sus tres plantas checas, después de que la compañía se viese obligada a cerrar sus instalaciones el pasado 18 de marzo para evitar una propagación mayor del coronavirus.

Tal como ha indicado la firma del grupo Volkswagen, Skoda se está preparando para este reinicio de su actividad, por lo que ha implementado un conjunto de más de 80 medidas para proteger a sus empleados de posibles contagios. "Durante todo el cierre, hemos estado dando toda la atención a los preparativos para el reinicio de la producción. Además de proteger nuestras cadenas de suministro, también hemos analizado las oportunidades para nuestro personal que tiene que viajar", ha explicado el responsable de Producción y Logística de Skoda, Michael Oeljeklaus.

Skoda Kamiq Scoutline | Skoda

Entre las medidas aplicadas, todos los trabajadores tendrán que llevar en la fábrica una máscara facial. Además, cada turno tendrá un tiempo para limpiar las herramientas de trabajo y todas las áreas serán desinfectadas con mayor frecuencia. "Ha llegado el momento de comenzar a mirar hacia adelante con gran optimismo una vez más.

Los concesionarios Skoda están reabriendo gradualmente en toda Europa, y al reanudar sucesivamente la producción, también estamos dando el siguiente paso importante para poder entregar vehículos a nivel internacional", ha subrayado el consejero delegado de Skoda, Bernhard Maier.