Hace apenas una semana, Skoda confirmaba que el tercer SUV de su gama actual recibirá exactamente el mismo nombre que el empleado para el mercado chino. Hechas las presentaciones, el Skoda Kamiq está un paso más cerca de ser presentado el próximo mes de marzo en el Salón del Automóvil de Ginebra. El todocamino con filosofía urbana de la firma de Mladá Boleslav ha presentado sus formas a través de los dos primeros bocetos de 'cuerpo completo' que se muestran del próximo gran lanzamiento de la marca dentro de uno de los segmentos más competidos de la actualidad.

Compartiendo plataforma con el Volkswagen T-Roc y el SEAT Arona, las imágenes nos muestra una evolución del Concept Car que se presentó a través del Skoda Vision X, manteniendo la imagen del frontal, en el que destacan las luces diurnas separadas de los grupos ópticos principales. Como novedad, será el primer Skoda que incluya intermitentes dinámicos tal y como ya ocurre con otros vehículos del Grupo VAG. La calandra mantiene la forma característica de Skoda, incluyendo las barras laterales que se mostraron en ese primer ejercicio de estilo que ya nos anticipó de forma fidedigna la imagen con la que finalmente debutará en producción.

Skoda Kamiq | motor.atresmedia.com

El nervio del capó central refleja la deportividad vista en otros modelos, implícita también en el modelo de competición de la marca, el Skoda Fabia R5, dotando de robustez y deportividad la imagen frontal que queda a su vez marcada por un embellecedor en la zona inferior del paragolpes en cromado y uno ángulos muy marcados entre la parrilla y los pasos de rueda delanteros. Las barras portaobjetos del techo y las muescas en la parte inferior de las puertas han sido llevadas desde el Concept Car al cuaderno de diseño que marca las formas definitivas del Skoda Kamiq.

Línea dinámica y formas contenidas para una trasera musculosa y con un marcado carácter a la que también se llevan diseños de ópticas alargados y la tecnología de intermitentes dinámicos. El spoiler en voladizo en el techo y el paragolpes con embellecedores y escapes ocultos completan la propuesta de Skoda con la que quieren diferenciarse de sus compañeros dentro del grupo germano que también optan al reinado entre los B-SUV.