Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SON SEIS SITUACIONES

Sin señal a la vista que lo impida, ¿cuándo está prohibido adelantar?

Aprovechando la reforma de algunas directrices relacionadas con esta maniobra, la DGT nos recuerda en qué casos no podemos realizarla aunque no esté la señal presente.

Publicidad

En el catálogo de reformas que la Dirección General de Tráfico ha preparado para 2021 hay dos que atañen a una de las maniobras que más riesgo entraña cuando circulamos en coche: adelantar. A partir de este año desaparece el margen extra de 20 km/h para rebasar vehículos en carreteras secundarias y cuando queramos superar a una bicicleta tendremos que reducir el ritmo (también) un 20 km/h. En este contexto, la DGT ha aprovechado para recordar en qué situaciones está prohibido adelantar aunque no veamos la señal que lo impide.

Cuando vemos una señal circular con el borde de color rojo y dos coches dentro (uno del mismo tono y otro negro), tenemos claro que está prohibido adelantar. Las dudas llegan cuando no hay ninguna guía que nos indique que no podemos llevar a cabo esa maniobra: en estos casos, ¿se puede adelantar siempre? Lo cierto es que no.

¿Dónde no podemos adelantar aunque no haya señal?

Tal y como nos recuerda la DGT, hay una serie de escenarios en los que no está permitido aunque no haya una señal explícita. Se trata de lugares en los que la falta de visibilidad hace que esta maniobra sea especialmente peligrosa: curvas y cambios de rasante, cuando circulamos detrás de un vehículo voluminoso que está adelantando, en los pasos a nivel y de peatones además de en algunas intersecciones y en túneles.

Intersecciones

Dentro de los núcleos urbanos hay que tener especial cuidado en las intersecciones porque, al adelantar, el vehículo que va delante no nos deja ver qué pasa en nuestro lateral. Esto puede ser peligroso porque podemos encontrarnos con otros vehículos, con ciclistas o con peatones que están cruzando.

Pasos de peatones

Dentro de las localidades, otro de los lugares en los que está prohibido adelantar es en los pasos de peatones y en sus inmediaciones porque existe un alto riesgo de atropello.

Curvas y cambios de rasante

En estos puntos concretos la velocidad es más reducida de lo habitual ya que tanto el trazado de las primeras como la doble pendiente de los segundos nos impiden saber si se aproxima un coche en sentido contrario. Ante esta falta de visión, el riesgo de sufrir un choque frontal aumenta: razón para prohibir la maniobra.

Túneles y pasos inferiores

Cuando atravesamos un túnel o un paso inferior que tiene un único carril en el sentido de la circulación no podremos adelantar. Al mismo tiempo, la DGT nos recuerda que esta maniobra sí está permitida cuando hay más de dos vías aunque hay que llevarla a cabo con más precaución de la habitual.

Pasos a nivel

Adelantar en u paso a nivel no está permitido porque el vehículo al que rebasamos hará que nuestra visión lateral disminuya o desaparezca. Por lo tanto, no podremos ver si se acerca o no el tren.

Adelantamiento de un camión

Cuando circulamos detrás de un vehículo de grandes dimensiones, habrás comprobado que tu visibilidad es prácticamente nula. Partiendo de esto, la DGT prohíbe adelantar cuando un camión (o semejante) esté llevando a cabo esta maniobra: al no ver lo que pasa delante, si aparece un coche en el carril contrario no tendremos tiempo de reaccionar.

La multa

Y por último, la Dirección General de Tráfico nos recuerda la sanción a la que nos podemos enfrentar si ignoramos todas estas normas. Es el Artículo 33 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial el encargado de regular esta maniobra: si llevamos a cabo un adelantamiento indebido podremos enfrentarnos a una multa de 200 euros y a la pérdida de cuatro puntos del carnet de conducir.

Publicidad