Centímetros Cúbicos » Noticias

Una situación en la que debes obedecer a tu cuerpo

3 signos inequívocos de que necesitas detener tu coche para descansar

La fatiga y el cansancio al volante son compañeros que no debemos permitir en nuestros viajes por carretera: aprende a identificar, con estos tres signos, cuando debes parar y descansar inmediatamente.

Publicidad

Con el verano a pleno rendimiento, son millones los vehículos que cada día circulan por nuestras carreteras. Los viajes en verano suelen ser más largos, especialmente cuando hablamos de desplazamientos vacacionales, que generalmente implican desplazamientos fuera de la provincia para acudir a segundas residencias o establecimientos hosteleros. Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, muchos conductores deciden pisar el acelerador e ignorar las recomendaciones de seguridad cuando viajan. VER VÍDEO DE ARRIBA.

El cansancio y la fatiga son dos compañeros de viaje que siempre, en cualquier situación, debemos evitar. Multiplican el riesgo al volante, aumentando ostensiblemente las probabilidades de sufrir un accidente de circulación. Es por ello que la DGT nos recuerda, a través de Twitter, que si en algún momento identificamos alguno de estos tres signos de fatiga, deberemos detener nuestro viaje inmediatamente y ponerle remedio de la manera más fácil posible: descansando.

 

Te puede interesar: El asiento de coche que nunca te producirá fatiga al volante ya es una realidad

Uno de los principales problemas ante el que nos enfrentamos como conductores cuando se trata de la circulación durante largos periodos de tiempo es la fatiga al volante: además de incómoda, es peligrosa, y puede desembocar incluso en accidentes de circulación si no somos capaces de hacerle frente cuando hay que hacerlo.

Uno de los factores que influye en la fatiga al volante es la postura de conducción, soportada por unos asientos que pueden favorecer la aparición de éste fenómeno.

Por eso, los fabricantes de automóviles -algunos más que otros- invierten millones y millones de euros en desarrollar asientos más cómodos, más seguros, más confortables. Es por eso que ya es posible encontrar asientos con masaje, con calefacción, con ventilación e, incluso, en ocasiones con más de una veintena de reglajes: todo pensando en encontrar la mejor postura al volante.

Publicidad