Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SEGÚN LA OCU

Si quieres ahorrar a la hora de repostar, apunta: estas son las gasolineras más baratas

La Organización de Consumidores y Usuarios ha analizado las estaciones de servicio del territorio nacional y las diferencias entre unas y otras pueden llegar a ser del 21%.

Publicidad

Unos cuantos céntimos: se puede creer que esta pequeña cantidad no es capaz de marcar las diferencias en el precio por litro del combustible, pero lo cierto es que repercute (bastante) en el precio final. Si, además, hacemos cuentas con el número de veces que llenamos el depósito en un año… la cifra puede ser bastante abultada. Por ello, escoger el surtidor adecuado es fundamental para ahorrar. Estas son las gasolineras más baratas de España, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). VER VÍDEO DE ARRIBA.

Diésel, gasolina y GLP

En ellas es factible lograr un ahorro que puede llegar a superar el 10% respecto a las grandes compañías petroleras: Petronor, Repsol, BP y Cepsa. Según el citado análisis, repostar diésel en un establecimiento de BonÀrea supondría una diferencia del 21% respecto a Petronor, la más cara de las estudiadas. Trasladada esa cifra a la práctica supondría un ahorro anual de 220 euros para un conductor que recorre 20.000 kilómetros al año con un coche que consume una media de 6 l/100 km.

Si tenemos un vehículo de gasolina, las estaciones de servicio de BonÁrea también serán las que mejor precio ofrezcan con diferencias del 19% respecto a Petrocat o BP. Esto se traduce en un ahorro medio de 272 euros al año para un coche que realiza 20.000 kilómetros y tiene un consumo de 7 l/100 km. Finalmente, en el caso del GLP las tarifas más asequibles las encontramos en a Meroil con una diferencia del 9% respecto a Petronor, BP y Avia. O lo que es lo mismo: un ahorro medio de 91 euros al año haciendo 20.000 kilómetros y consumiendo 8 litros.

Te puede interesar: Hasta 300€ de ahorro al año: el secreto de las gasolineras automáticas que te permite ahorrar todos los días

Contar con un vehículo privado en la puerta de nuestra casa lleva aparejados una serie de gastos que todo usuario debe tener en cuenta. Además de los impuestos y de gastos fijos como el seguro obligatorio o las inspecciones técnicas, el gasto más habitual es el del combustible: es imposible utilizar nuestro vehículo si no lo repostamos cada vez que se vacía el depósito de combustible.

El repostaje es algo que tenemos ya interiorizado. Sin embargo, y pese a que sabemos que se trata de un gasto que tenemos que afrontar obligatoriamente, en los últimos años se han multiplicado las llamadas 'gasolineras automáticas', una forma más sencilla de estación de servicio que nos permite, además, ahorrar un dinero cada vez que tenemos que llenar el depósito de nuestro coche.

Publicidad