Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Seguro que alguna vez la has visto mientras circulabas

La señal sobre radares que la DGT quiere que conozcas

Las carreteras secundarias son el escenario del 70% de los accidentes de tráfico con víctimas mortales, de ahí que la DGT ponga especial atención en su vigilancia.

Publicidad

Los radares siguen considerándose como uno de los métodos de control más efectivos con los conductores, que sienten la irremediable necesidad de levantar el pie del acelerador cuando conocen que hay un radar en las inmediaciones. Los radares son capaces de detectar la velocidad a la que circula un vehículo, algunos en tiempo real, y otros en un determinado tramo de velocidad, por lo que hay pocas posibilidades de 'escaparse'.

La realidad y los datos son, en este caso, imposibles de ignorar: pese a que el límite velocidad más alto lo encontramos en las vías rápidas, donde está permitido circular a 120 km/h, es en las carreteras secundarias -las nacionales de toda la vida- donde se producen la mayoría de accidentes de circulación con resultado de muerte, siendo estas carreteras el escenario del 70% de los accidentes con víctimas mortales.

Por eso, la DGT está extendiendo los controles de velocidad en el máximo número de carreteras convencionales posible, un sistema de control del que la DGT alerta a los conductores con una señal que, si bien no es de las más recientes, sí es relativamente moderna y, por tanto, no todos los conductores conocen.

Una señal para alertar de la presencia de radares

La Dirección General de Tráfico, a través de su perfil en Twitter, nos quiere recordar la presencia y el significado de una pequeña señal naranja que seguro que alguna vez has podido ver si has conducido por una carretera convencional. ¿Sabes lo que significa?

Esa señal rectangular de fondo naranja y letras negras no hace referencia a la presencia fija de un radar, sino a que estamos entrando en un tramo -limitado linealmente por los kilómetros que se especifican en la señal- en el que la peligrosidad es más alta de lo normal y, por tanto, está especialmente vigilado contra el exceso de velocidad. Puede que en ese momento no te encuentres con ningún radar, pero también puede que suceda lo contrario, de manera que debes circular con atención y, sobre todo, respetando los límites de velocidad en todo momento.

Publicidad