Seat ha cerrado el 2019 con los mejores datos de su historia. El mercado en nuestro país ha concluido el pasado año con 1.259.260 unidades matriculadas, lo que supone un descenso del 4,8% respecto a 2018. De todas ellas, 112.000 unidades vendidas han sido modelos de Seat, situándose como la marca preferida por los españoles, logrando la cifra de ventas más alta de los últimos diez años. De hecho, en el mes de noviembre, Seat ya había vendido más vehículos que en todo 2018.

Ahora la compañía española espera un 2020 repleto de novedades, comenzando por la nueva generación del León, que verá la luz en el presente mes de enero. Al mismo tiempo, este nuevo año estará marcado por la primera fase de electrificación de la marca. Los protagonistas serán el-Born, que aún se encuentra en su fase conceptual, la versión híbrida enchufable del Tarraco, o el Mii Electric, un modelo que ya se comercializa desde 17.730 euros y cuenta con una autonomía eléctrica de 260 kilómetros, según el ciclo WLTP.

Durante 2019, Seat también ha sido noticia por su apuesta por la movilidad urbana con cero emisiones. Así, en el Mobile World Congress celebrado en Barcelona, la marca presentó el Minimó, un revolucionario concept car 100% eléctrico, ideado para los desplazamientos por la ciudad con una autonomía superior a los 100 km. También se presentó el patinete eléctrico, denominado como e-Kickscooter, y la e-Scooter, una moto eléctrica con una autonomía que promete superar los 115 km.

En 2019, Seat presentó el centro de desarrollo de software SEAT:CODE, nacido para impulsar la transformación digital y aumentar la eficiencia mediante la digitalización de procesos y reforzar los modelos de negocio en torno a los nuevos conceptos de movilidad, conectividad y digitalización de la marca.

Por otro lado, la planta de Seat en Martorell sigue apostando por ser una fábrica digitalizada y conectada. Para ello se han llevado a cabo varios cambios y, entre otros, se ha convertido en la primera fábrica española en contar con un servicio pionero de suministro de piezas a través de drones. El proyecto piloto abastece volantes y airbags a las líneas de montaje para el suministro rápido de piezas en un tiempo estimado de 15 minutos.