OTRO GRAN COCHE QUE SE VA

Sacad los pañuelos: ya está fijado un inminente final para otro compacto deportivo

Renault tiene todo preparado para despedirse del Renault Mégane R.S, un compacto deportivo que se despedirá con una edición especial para dejar así un hueco que aún no está claro con qué coche se rellenará.

Renault Megane RS

Renault Megane RS Renault

Publicidad

Los compactos deportivos de combustión puros y duros están llegando a su fin. Así lo demuestran marcas como Renault, quien ya tiene todo preparado para dejar ir a uno de sus productos estrella: el Renault Mégane R.S. Y el acontecimiento tendrá lugar antes de que finalice el año con el que se alzará como punto y final del compacto galo, el Mégane R.S Ultimate.

De momento la firma del rombo no lo ha confirmado, pero unas filtraciones dan constancia de la existencia de esta versión que llegará amparado con una producción limitada. Así, el Mégane R.S acompañará en su eterno letargo a modelos tan icónicos como el Ford Focus RS, que no tuvo iteración con esta última entrega del compacto americano.

Sea como fuere, lo que sabemos sobre la última estocada del Renault Mégane R.S es que contará con una estética diferente. Esta estará conformada por un diseño de doble diamante presente en defensa, capó, techo y laterales. A su vez, calzará unas llantas de 19 pulgadas Fuji Light Trophy pintadas en negro para ir a juego con splitter, difusor y espejos retrovisores.

El habitáculo de momento es un misterio, pero se esperan molduras en fibra de carbono, volante, asientos y salpicadero en piel vuelta y una placa identificativa para saber qué unidad es la nuestra. Sin embargo, el punto álgido del Mégane R.S Ultimate se debería encontrar en el tren motriz pero, ¿realmente será así?

Lo cierto es que todo apunta a que no, ya que el Ultimate estará basado en el ya conocido Mégane R.S Trophy, lo que implica que mecánica y chasis se mantienen intactos. Esto deriva en la presencia de un motor de cuatro cilindros turbo de 1.8 litros capacitado para desarrollar 300 CV y 400 Nm de par, cifras que se gestionan por medio de una caja de cambios automática EDC.

Pero, ¿por qué se va el Mégane R.S? Principalmente porque Renault está ultimando los detalles para el resurgir del Renault 5, modelo que volverá como coche 100% eléctrico. Además, el actual Mégane E-Tech deja patente el futuro del Mégane, que no es otro que convertirse en un SUV 100% eléctrico.

A ello debemos sumarle el crecimiento de Alpine como marca independiente, proceso que pasará por dar cobijo a modelos como el Alpine 5, denominación que se empleará para la versión de altas prestaciones del Renault 5, es decir, un compacto deportivo eléctrico que desbancará al casi extinto Mégane R.S.

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad