Los límites de velocidad están para cumplirlos, para determinar la velocidad correcta a la que circular con seguridad por cada una de las carreteras que componen nuestra red vial. Pese a que a muchos conductores los límites de velocidad les parezcan únicamente un estorbo, cumplen una función de seguridad muy importante.

Sin embargo, en determinadas ocasiones el Reglamento General de Circulación contempla la posibilidad de superar el límite máximo de velocidad. ¿Sabes en qué situaciones puede hacerse? Te lo contamos en el vídeo.