Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

REDUCE LA VISIBILIDAD

¿Sabes que llevar el parabrisas sucio te puede salir (muy) caro?

Además de las posibles sanciones económicas, en función de la gravedad de su estado el coche puede llegar a ser inmovilizado.

Publicidad

¿Sabes que la mayoría de las multas relacionadas con las lunas tienen que ver con la disminución de la visibilidad? Cuando conducimos, el 90% de la información sobre lo que ocurre en la carretera nos llega a través de los ojos. Por esta razón ver es más que fundamental y para ello debemos cuidar todos los elementos implicados en la visibilidad del coche. Evidentemente, el parabrisas es uno de ellos y llevarlo sucio puede salirte caro.

No se trata de una advertencia de la Dirección General de Tráfico (DGT), es algo regulado en el Reglamento General de Circulación: “La superficie acristalada del vehículo deberá permitir, en todo caso, la visibilidad diáfana del conductor sobre toda la vía por la que circule”. Una directriz reforzada por el Artículo 18 de la misma normativa: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener el campo necesario de visión”.

Las multas: de 80 a 200 euros

Por lo tanto, es nuestra responsabilidad mantener el parabrisas en perfecto estado. Si cualquier superficie acristalada del coche presenta daños, roturas o suciedad (hojas acumuladas, hielo…) que pongan en peligro la correcta visibilidad de la vía y de sus usuarios, nos estaremos exponiendo a ser multados. Esta infracción está penada con sanciones de hasta 200 euros. Y no podemos olvidar que si los limpiaparabrisas no están en buenas condiciones, podremos llevarnos otro castigo de 80 euros.

No obstante, las multas no son la peor de las consecuencias a nivel administrativo. La Ley de Seguridad Vial, a través de su Artículo 84, establece que los agentes de tráfico tendrán capacidad para inmovilizar el coche si éste tiene “deficiencias que constituyan un riesgo especialmente grave para la seguridad vial”. Y un parabrisas dañado o en mal estado entra dentro de los supuestos.

La matrícula del coche

Sin embargo, la suciedad exterior no sólo hace mella en las superficies acristaladas. También puede afectar a la matrícula del vehículo: si hay algo que entorpece su correcta identificación como, por ejemplo, suciedad, las luces fundidas o algún desperfecto te pueden llegar a multar con una sanción de hasta 200 euros.

Publicidad