Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Tan solo se producirán 50 unidades, empleando la base del modelo Dawn

Rolls-Royce Dawn Silver Bullet, en honor a esos irreverentes roadster clásicos

Cuero, titanio, fibra de carbono, mejora aerodinámica y elegancia, algo de lo que siempre van sobrados los modelos firmados por la marca del Espíritu del Éxtasis

Rolls Royce Dawn Silver Bullet

Rolls-Royce Rolls Royce Dawn Silver Bullet

Publicidad

Es difícil encontrar un lugar más adecuado para presentar un nuevo modelo de Rolls-Royce que hacerlo sobre una bonita carretera de curvas y rodeada de vegetación. El fabricante británico ha reunido todos estos requisitos para mostrar las primeras imágenes oficiales del Dawn Silver Bullet, el cual representa a su vez un hito para la marca británica, ya que se convierte en el primer vehículo del servicio Collection Cars y que sale de las líneas del Global Center of Luxury Manufacturing Excellence, en Goodwood.

El descapotable ha sido fotografiado en el marco incomparable del Lago de Garda, Italia, mostrando en esta ocasión la preciosa pintura creada específicamente para esta carrocería y bautizada en este caso como Brewster Silver con un acabado “ultra metálico” en honor a otros vehículos de la marca, entre los que nos encontrábamos a los Silver Dawn, Silver King, Silver Silence y Silver Spectre.

Rolls Royce Dawn Silver Bullet
Rolls Royce Dawn Silver Bullet | Rolls Royce

Y es que precisamente ese es su mayor gen diferenciador, ya que si bien el Rolls-Royce Dawn Silver Bullet se basa en el modelo Dawn, este nuevo Silver Bullet suprime la segunda línea de asientos para convertirse en un biplaza descapotable con aerodinámica mejorada. En forma de bala, tal y como referencia el propio nombre. Únicamente se producirán 50 unidades, por lo que aquellos interesados deberán darse prisa, teniendo en cuenta que por el momento Rolls-Royce no ha hecho público el precio total.

Rolls Royce Dawn Silver Bullet
Rolls Royce Dawn Silver Bullet | Rolls Royce

Ya en el interior nos encontramos con un elegante diseño del habitáculo, en este caso aderezado con ese toque macarra en torno al que gira todo el concepto, ya que pretende referenciar a los primeros roadster de la década de los veinte en el siglo pasado, así como todo lo que rodeaba a dicha escena. También contará con el elegante Aero Cowling de la marca y su acabado en titanio, así como una elegante combinación de cuero con fibra de carbono.

En lo referente a la mecánica, Rolls-Royce no ha anunciado ningún tipo de alteración, optando por montar en este caso el mismo V12 biturbo de 6.6 litros que ya empleaba el Rolls-Royce Dawn, el cual es capaz de entregar 571 CV de potencia y un par de 780 Nm, aunque en este caso no se ha aclarado si se ha conseguido reducir el peso total del conjunto con esta nueva configuración o si se ha conseguido reducir el drag con la capota abierta.

Publicidad