Los motores diésel, que parecían tener los días contados al menos en Europa, se resisten a "morir". Y se resisten gracias a grupos de trabajo como el de investigadores del Instituto CMT-Motores Térmicos de la Universitat Politècnica de València (UPV), que han desarrollado un nuevo motor diésel que promete reducir las emisiones contaminantes hasta en un 80% respecto a un motor diésel actual. VER VÍDEO.

Este desarrollo, encuadrado dentro del proyecto Dieper, ha sido posible gracias a la participación de numerosos fabricantes de la industria automovilística, entre los que destacan por ejemplo FIAT, Renault, Iveco, Siemens o Bosch, aunque ha sido ensamblado y construido en territorio español. Además, según los investigadores, éste motor utiliza numerosas soluciones técnicas que ya están disponibles en el mercado, por lo que su aplicación al mundo real es muy factible.

Proyecto Dieper | UPV

De hecho, el motor ha sido ya instalado en un par de vehículos, concretamente un Renault Espace y una Iveco Daily, dos vehículos que ya han rodado por vía pública durante los últimos 36 meses, que es el tiempo que lleva el proyecto en marcha. Dos son las claves de este motor: el sistema de compresión variable (similar al que utiliza Mazda en su motor de gasolina Skyactiv-X) y un nuevo filtro de partículas mucho más eficiente que los actuales.

Tanto es así que los resultados saltan a la vista: las emisiones de partículas contaminantes de tamaños inferiores a los 23 nanómetros se reducen un 80%, reduciéndose también el consumo de carburante. Este tipo de desarrollos son la mejor prueba de que el motor de combustión interna aún tiene mucho que decir: su capacidad para funcionar de forma más limpia y eficiente es cada vez mayor, un beneficio que mejora la vida de todos.