Tras la grave crisis económica que ha provocado la incidencia del coronavirus en nuestro país, la industria automovilística -una de las más importantes a nivel económico- ha insistido en la necesidad urgente de un plan de ayudas e incentivos que, por fin, ha llegado. Y lo ha hecho con una dotación económica récord que permitirá a millones de españoles renovar su vehículo por uno mucho más seguro y menos contaminante. ASÍ FUNCIONA EL PLAN RENOVE. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Las ayudas comprenderán, por primera vez, tanto a vehículos con motor electrificado como con motores convencionales tanto diésel como gasolina, siempre y cuando sus emisiones homologadas no superen los 120 gr de CO2/km y, además, su precio de venta no sea superior a 35.000€. Sin embargo, hay un factor más que puede hacer que el coche en el que estabas pensando no sea susceptible de recibir las ayudas.

Se trata de la eficiencia energética: un factor que, en España, determina el IDAE (Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía). Se trata de un indicador que es capaz de asignar, dependiendo de cuán eficiente es un automóvil, diferentes clasificaciones que abarcan desde la letra A (la más eficiente) a la letra G, siendo ésta última la menos eficiente. ¿Cuál es el criterio que sigue el IDAE para otorgar una u otra?

La clasificación se asigna en función de la desviación del consumo medio del coche con respecto a la media:

- Clasificación A: desviación de -25% (o menor)

- Clasificación B: desviación de -15% a -25%

- Clasificación C: desviación de -5% a -15%

- Clasificación D: desviación de -5% a +5%

- Clasificación E: desviación de +5 a +15%

- Clasificación F: desviación de +15% a +25%

- Clasificación G: desviación de +25% o más

Esta clasificación, que se puede consultar en la base de datos que el IDAE tiene colgada en su sitio web, no tiene porqué estar necesariamente ligada a las etiquetas medioambientales de la DGT. De esta manera, se ha estipulado que para poder acceder a las ayudas los vehículos susceptibles de recibirlas deben contar, únicamente, con la clasificación A o con la clasificación B. En caso de un vehículo con clasificación B, la ayuda será de 400€ si tiene etiqueta C o de 600€ si tiene etiqueta ECO. Si está clasificado como "A" por el IDAE, la ayuda será de 800€ en caso de llevar etiqueta C y de 1000€ en caso de contar con etiqueta ECO.