Cada vez hay más fórmulas para disfrutar de un coche nuevo: ¿cuál es la que más te interesa?

Cada vez hay más fórmulas para disfrutar de un coche nuevo: ¿cuál es la que más te interesa?

Renting, leasing o financiación flexible: descubre qué te interesa más

Cada vez es más gente la que decide disfrutar de un coche nuevo sin necesidad de pagarlo todo de golpe. ¿Cuáles son las opciones que podemos encontrar en la actualidad?

Daniel Valdivielso | Madrid | 27/09/2018

Seguro que te interesa

Varios coches de la marca Volkswagen
Varios coches de la marca Volkswagen | EFE

Hace tiempo, cuando un cliente iba a adquirir un coche nuevo, las opciones eran claras: podía pagarlo al contado o, como mucho, podía llegar a financiar una parte de forma clásica, mediante cuotas (las famosas "letras" del coche). En la actualidad, esto ha cambiado sustancialmente. El modelo de vida es diferente, las prioridades de la clientela también...nada queda de eso.

El porcentaje de clientela que adquiere un vehículo al contado, pagándolo de una sola vez, es cada vez menor: según los últimos datos, ya es menos del 10% de la gente la que paga así su coche. Y es que las diferentes formas de financiación han llegado a nuestra vida para flexibilizar el disfrute de nuestro coche nuevo. Renting, financiación flexible, leasing...¿qué te interesa más?

Veamos, ¿qué es el renting? No es más que un alquiler a largo plazo. Alquiler en el que, además, se incluyen todos los gastos que implica su uso excepto el combustible, pero mediante el cual no podrás adquirir el coche. Por su parte el leasing es una financiación a largo plazo, como mínimo dos años, en la que al final del periodo de cuotas de pago, el cliente tiene la opción de adquirir el vehículo pagando una cuota final, el llamado valor residual.

¿Qué me interesa más? Si prefieres despreocuparte de todo y la propiedad de un coche no es un factor prioritario, el renting es una opción cada vez más competente, incluso entre particulares: mediante una única cuota al mes, sólo tienes que preocuparte de echar carburante y disfrutar. Si por el contrario tienes planes de adquisición del coche, un leasing es una opción más lógica, vas pagando poco a poco tu vehículo, y al final puedes adquirirlo pagando una cuota más grande.

No obstante, no es la única opción que actualmente contempla el mercado: la financiación flexible gana adeptos cada día. Ofrecida principalmente por las propias marcas, se trata de una financiación clásica en la que al cabo de un periodo de tiempo concreto, generalmente tres años, el fabricante te da tres opciones: seguir pagando el coche hasta el final para quedártelo, devolvérselo a la marca sin tener que pagar nada más o cambiarlo por un modelo nuevo y empezar otra vez todo el proceso. Sí, hay opciones para todos los gustos.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.