Tras el Mégane y el Espace, ha llegado el turno del último de los grandes. El Renault Talisman se ha puesto al día con un ligero (pero necesario) lavado de cara. La marca francesa ha mantenido la base de su berlina actualizando partes de su diseño, incrementando el equipamiento y el nivel tecnológico y equipándola con motores más eficientes. Tanto el Renault Talisman como el Talisman Sport Tourer (la versión familiar) llegarán este verano y lo harán con estas novedades.

Como decíamos, los cambios no suponen una gran revolución, pero sí son apreciables. En el exterior del nuevo Renault Talisman observamos una nueva rejilla, enmarcada por una serie de molduras cromadas y, al mismo tiempo, escoltada por unas ópticas LED Matrix Vision que son más potentes y cuentan con indicadores LED dinámicos.

El perfil del parachoques también ha sido rediseñado y en la zaga se ha añadido una antena de aleta de tiburón que le da un nuevo aire más deportivo. Po otro lado, el Renault Talisman puede equiparse con llantas que van desde las 17 hasta las 19 pulgadas y ha ampliado su gama de colores para la carrocería con estos tres tonos: Gris Báltico, Rojo Vintage y Gris Highland.

Un interior más conectado

Antes de entrar al habitáculo del Talisman, veremos como el vehículo se activa con una secuencia de iluminación a cargo de los faros y las luces de los tiradores de la puerta. Un movimiento que hará cuando nos aproximemos a él y cuando nos subamos a bordo. Una vez dentro de la berlina, es fácil apreciar que Renault ha puesto el foco en una de sus debilidades: la instrumentación y la conectividad.

Renault Talisman | Renault

El nuevo Renault Talisman presume de un cuadro de instrumentos en el que destaca la pantalla de 10,2 pulgadas, de serie desde el nivel Intens. A través de ella, el conductor recibirá la información de navegación 3D, pero también podrá disfrutar del sistema de infoentretenimiento del coche. A esta pantalla se otra vertical de 9,3 pulgadas (7 en el acabado básico) destinada al sistema Easy Link de Renault, que incluye diferentes servicios conectados.

Tecnología aparte, en cuestión de materiales el Talisman cuenta, ahora, con diferentes elementos cromados, ocho modos de iluminación ambiental para la consola central, retrovisor electrocrómico sin marco, base para cargar el teléfono de forma inalámbrica, diales de ventilación con una pantalla digital para ajustar la temperatura o diferentes opciones para la tapicería desde el acabado Intens.

Motores más eficientes

En cuanto a los sistemas de seguridad y las ayudas a la conducción, el Talisman hereda de sus hermanos menores (por contradictorio que parezca) elementos como el control de crucero adaptativo, el asistente de carril hasta una velocidad máxima de 160 km/h o la frenada de emergencia autónoma, capaz de detectar a peatones y ciclistas.

Acabamos con la oferta de motores del Renault Talisman. De momento no hay noticias sobre energías alternativas y, por lo tanto, se divide entre las mecánicas diésel y las de gasolina.

Esta última incluye un par de motores: un 1.3 TCe 160 CV y un 1.8 TCe 225 CV. Ambos van asociados a una caja EDC de siete relaciones. Sin embargo, la oferta de diésel es algo más amplia. El 1.7 Blue dCi está disponible con dos niveles de potencia (120 y 150 CV) y cuenta con una transmisión manual de seis marchas. El 2.0 Blue dCi, por su parte, también tiene dos rangos de potencia (160 y 200 CV), pero está equipado con una caja automática EDC de doble embrague y seis velocidades.