Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Solo se fabricarán 30 unidades

Renault Mégane R.S. TC4: el coche de carreras que te puedes comprar

Renault ha aprovechado su experiencia en los circuitos para desarrollar un Mégane RS con aerodinámica extrema y 360 caballos que únicamente podrá utilizarse en la pista.

Solo tendremos 30 unidades de un coche diseñado para destrozar tiempos en los circuitos

Renault Solo tendremos 30 unidades de un coche diseñado para destrozar tiempos en los circuitos

Publicidad

Gracias a su motor de 300 CV y la excepcional puesta a punto del chasis, el Renault Mégane R.S. es uno de los compactos más rápidos del momento, pero siempre se puede ir más allá, sobre todo cuando entra en juego el departamento Renault Sport Cars de la compañía francesa. De vez en cuando, esta división deportiva sorprende con modelos radicales y exclusivos que están enfocados al uso en circuito, como los Clio R.S. TC1 y TC2 de 2018; ahora, ha vuelto a las andadas, pero esta vez, tomando como base el Mégane R.S. y uniendo fuerzas con un equipo de carreras, el Vukovic Motorsport, que compite en el campeonato de turismos TCR con un Mégane R.S. de competición.

Fruto de esta colaboración ha nacido el Mégane R.S. más extremo y exclusivo. Se llama Renault Mégane R.S. TC4 y es un auténtico TCR réplica que únicamente podrá utilizarse en circuito, ya que no está homologado para circular por la vía pública. Sin duda, está destinado a ser uno de los coches de 'track day' más espectaculares, pero también uno de los más exclusivos porque solo podrán comprarlo 30 clientes de la firma del rombo. Todos ellos podrán personalizarlo con un diseño a su gusto, aunque se antoja difícil de superar la propuesta bicolor en negro y dorado con la que ha sido presentado en el circuito francés de Le Castellet.

Aún no tiene precio de venta, pero su exclusividad hace pensar que no será un coche para cualquiera
Aún no tiene precio de venta, pero su exclusividad hace pensar que no será un coche para cualquiera | Renault

Su precio no ha sido desvelado, pero, dado que se fabricará en una serie tan limitada y que todos los componentes que incorpora son de primer nivel, no será nada barato. Al fin y al cabo, es lo más parecido a un coche de carreras, como demuestra el espectacular kit exterior que mejora notablemente la aerodinámica, ensanchando la carrocería hasta las mismas cotas que el coche de carreras y añadiendo un alerón fijo que promete pegarlo al suelo, además de un capó que mejora la refrigeración de la mecánica.

El resto de componentes y el trabajo llevado a cabo en chasis y motor también son de primer nivel. Entre otras cosas, cuenta con vías ensanchadas, suspensiones modificadas, frenos reforzados, escape específico fabricado a mano por el equipo Vukovic Motorsport y llantas firmadas por el especialista OZ Racing. A nivel mecánico, el propulsor ligado a la caja de cambios automática EDC de doble embrague ha sido llevado hasta los 360 CV, es decir, 60 CV más que en el Mégane R.S. de serie gracias a un turbo de mayor diámetro y a la nueva electrónica configurada a medida. Por si fuera poco, es más ligero porque pierde el sistema de cuatro ruedas directrices.

Publicidad