La Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta con diferentes mecanismos para controlar que los conductores cumplen con las normas de circulación. Uno de ellos son los radares, encargados de vigilar que respetemos los límites de velocidad. A lo largo de 2019, las infracciones captadas por los radares fijos y de tramo dieron como resultado una recaudación de 182 millones de euros. O lo que es lo mismo: un 19,7% menos si lo comparamos con 2018.

Dentro de estos ingresos, hay algunos radares fijos que destacan por encima de otros debido a diferentes causas. Entre los que más recaudaron nos encontramos el situado en el punto kilométrico 478.100 de la AP-7 (Valencia) con 5,82 millones de euros. El segundo puesto es para otro radar fijo. Esta vez está situado en la provincia de Cuenca y, concretamente, en el punto kilométrico 156.500 de la A-3. Allí se recaudaron 5,69 millones de euros. Finalmente, el tercero que más ingresos generó está en el punto kilométrico 79.900 de la H-31 (Huelva): 5,63 millones de euros.

En cuanto a los radares de tramo, el que más ingresó a las arcas públicas es el que está situado en el punto kilométrico de la AP-6 (Madrid). Con 4,46 millones de euros es, además, el sexto en el ranking general.

En el otro lado de la moneda nos encontramos con los radares que menos recaudaron. Por orden, son estos:

· Punto kilométrico 2.800 de la VA-900 (Valladolid): 100 euros.

· Punto kilométrico 55.800 de la N-550 (A Coruña): 200 euros.

· Punto kilométrico 14.800 de la AC-840 (A Coruña): 300 euros.

La comparativa con 2018 y 2017

A pesar de todos estos datos, la recaudación total de 2019 fue más baja que la de los dos años previos. En 2018 los ingresos fueron de 226,76 millones de euros y en 2017 ascendieron a 223,4 millones de euros.

A lo largo de 2018, el radar que más multas puso fue el situado en el punto kilométrico 3.700 de la CV-35 (Valencia) con 7,22 millones de euros. Por detrás aparece el del punto kilométrico 246.000 de la A-7 (Málaga) con una recaudación de 5,85 millones de euros y el del punto kilométrico 10.400 de la MA-20 (Málaga), que ingresó 4,84 millones de euros.

El año anterior a ese ejercicio, 2017, el rada que más recaudó por sanciones fue el del Puerto de los Leones (Segovia). Situado en el punto kilométrico 59.200 de la N-VI generó 6,61 millones de euros. Junto a él aparece el del punto kilométrico de la A-44 (Jaén) con 6,48 millones de euros y, una vez más, el del punto kilométrico 246.000 de la A-7 (Málaga) con 5,29 millones de euros.