Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿Quieres comprarte un coche eléctrico pero no tienes una casa con garaje individual?

Recargar un coche en casa: ¿Qué hago con la comunidad? ¿Qué tengo que pagar?

El coche eléctrico es cada vez más popular, y aquí te contamos lo que tienes que saber si quieres instalar un punto de carga en tu garaje comunitario.

Publicidad

El auge del coche eléctrico en nuestro país es ya una realidad. Es cierto que las ventas aún no son muy voluminosas, pero también es cierto que la llegada de nuevos vehículos y nuevas tecnologías, acompañadas del impulso de las administraciones, han hecho que la opinión pública empiece a cambiar su visión acerca de estos coches impulsados por electricidad.

Pese a que el interés crece sustancialmente, la ausencia de una infraestructura pública de carga competente hace que a día de hoy tener un punto de carga en el garaje de casa sea prácticamente imprescindible si queremos utilizar nuestro coche eléctrico con seguridad. Sin embargo, son muchos los potenciales clientes que viven en bloques de viviendas, con un garaje comunitario. ¿Pueden instalar un punto de carga en el garaje comunitario? ¿Tiene que pedir permiso a la comunidad?

1. ¿Hay que pedir permiso a la comunidad?

No. Desde el 23 de noviembre de 2009, fecha de entrada en vigor de la Ley de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficiencia energética de los edificios 19/2009, no es necesario pedir permiso a la comunidad de vecinos para instalar un punto de carga en tu plaza de garaje, tan sólo informar por escrito al presidente o administrador de la misma.

Punto de recarga de coche eléctrico
Punto de recarga de coche eléctrico | Endesa

2. ¿Tengo que pagar la luz a la comunidad?

No es necesario. Una de las soluciones más simples y populares para contabilizar el consumo eléctrico de tu coche a la hora de recargar es utilizar el mismo contador tanto para el punto de carga como para la vivienda, una propuesta relativamente fácil sobre todo si el contador de tu casa está situado en un cuarto común, que suelen colocarse en la planta calle o incluso en el sótano del edificio, al nivel del garaje.

Otra solución es instalar un contador individual en el punto de carga, que posteriormente se instalará en la misma sala que el resto de contadores. Con ello, simplemente se tendrá que realizar una lectura de los kWh consumidos en el contador correspondiente, que estará asociado a un vecino en concreto.

3. ¿Pagaré más por cargar en casa?

No, de hecho cargar en casa sigue siendo a día de hoy la opción más barata (a no ser que tengamos un Tesla con Supercharger gratuito de por vida). Normalmente la instalación del punto de carga nos garantiza la ausencia de problemas a la hora de enchufar nuestro coche, por lo que, si no queremos, no tendremos que añadir más potencia a nuestra línea de electricidad. Eso sí, el coste de la instalación de un punto de carga (si es para nuestro uso individual) corre de nuestra cuenta, con un precio que suele rondar los 2.000€.

Publicidad