Los sistemas de iluminación de nuestros coches existen, principalmente, desde que los vehículos comenzaron a circular, hace ya más de un siglo. A fin de cuentas los faros de nuestros vehículos son el principal sistema de visibilidad que tienen, siendo los encargados de proporcionar la suficiente claridad para poder circular por la noche, siendo además uno de los puntos clave para ser vistos por el resto de usuarios de la vía. VER VÍDEO.

Sin embargo, la utilización de los faros de nuestro coche no tiene porqué limitarse únicamente a la circulación nocturna, sino que es también una buena idea hacerlo durante el día, cada vez que arrancamos nuestro vehículo. Aquí tienes tres razones por las que conducir siempre con las luces de tu coche encendidas es una gran idea:

  • Aumentas tu presencia en ciudad

En una época en la que las ciudades cada vez están más pobladas de vehículos que no se escuchan debido a los sistemas eléctricos que los propulsan y en la que también convivimos con peatones más despistados que andan pendientes de las pantallas de sus smartphones, circular con las luces encendidas mejora nuestra presencia, haciéndonos más fáciles de ver e identificar por el resto de usuarios.

  • Tres veces más tiempo en carretera

Cuando circulas en carretera con las luces de cruce de tu coche encendidas, aunque sea de día, multiplicas la distancia a la que el resto de conductores, incluyendo los que circulan en sentido contrario al tuyo, te detectan. Esto significa que, en caso de cualquier problema que implique la ejecución de una maniobra de emergencia, un vehículo con las luces encendidas tiene muchísimas menos posibilidades de verse afectado en forma de colisión.

  • Menor riesgo de multas

Circular siempre con las luces de cruce encendidas minimiza el riesgo de multas: recuerda que al circular, por ejemplo, en un túnel, las luces de tu vehículo deben estar encendidas en el mismo momento en el que la totalidad del coche está en el interior, algo que con los sensores más antiguos o con los vehículos que no cuentan con sensor de luz no siempre ocurre, corriendo por tanto el riesgo de ser multados si una patrulla nos detecta circulando en el interior de un túnel sin las luces encendidas.

Te puede interesar: Las 4 multas más caras que te pueden poner por usar mal las luces del coche

Desde el inicio de lo que hoy conocemos como automóvil moderno, el uso de los faros se ha convertido en indispensable: es la única forma que tenemos de ver y ser vistos en condiciones de baja visibilidad, algo que no a todos los conductores les resulta familiar, olvidándose de utilizar sus faros o circulando con ellos cuando no deberían hacerlo.

Aquí tienes 4 multas que te restarán una buena cantidad de dinero por utilizar las luces de forma indebida.